Última hora
This content is not available in your region

La EMA confirma el vínculo entre AstraZeneca y los trombos: "efectos secundarios raros"

euronews_icons_loading
La EMA confirma el vínculo entre AstraZeneca y los trombos: "efectos secundarios raros"
Derechos de autor  Alberto Pezzali/AP Photo
Tamaño de texto Aa Aa

La Agencia Europea de Medicamentos (EMA) ha confirmado este miércoles en una comparecencia la relación causal entre la vacuna de la COVID-19 de AstraZeneca y los casos de coágulos de sangre, pero ha insistido en los beneficios de su utilización.

Esto se produce tras varios reportes en países europeos sobre trombos graves pero poco frecuentes, incluidos coágulos en los senos que drenan la sangre del cerebro.

La EMA dijo que la mayoría de los casos notificados se han producido en mujeres menores de 60 años en las dos semanas siguientes a la vacunación.

La agencia dijo que, basándose en las pruebas disponibles actualmente, no podía identificar factores de riesgo específicos. Los expertos revisaron varias docenas de casos procedentes principalmente de Europa y el Reino Unido, donde unos 25 millones de personas han recibido la vacuna de AstraZeneca.

"Los casos notificados de coagulación sanguínea inusual tras la vacunación con la vacuna de AstraZeneca deberían figurar como posibles efectos secundarios de la vacuna", dijo Emera Cooke, director ejecutivo de la agencia. "La utilización última de esta vacuna queda en manos de los Estados miembros".

Los síntomas que la EMA pide vigilar tras haber recibido la vacuna de AstraZeneca: requieren atención médica urgente

  • Dificultad para respirar
  • Dolor en el pecho
  • Hinchazón en la pierna
  • Dolor abdominal persistente
  • Síntomas neurológicos, como dolores de cabeza intensos y persistentes o visión borrosa
  • Pequeñas manchas de sangre bajo la piel más allá del lugar de la inyección
  • Antes de que se pronunciara oficialmente como organismo, uno de sus responsables Marco Cavaleri, al frente de la estrategia de vacunas de la EMA, ya había adelantado el martes la existencia de un vínculo "claro" entre esta vacuna y casos muy raros de trombos, "asociados con recuentos bajos de plaquetas".

    En una entrevista a un diario italiano, Cavaleri añadió que que entre los vacunados con AstraZeneca hay "un número de casos de trombosis cerebral con deficiencia de plaquetas entre los jóvenes más alto de lo esperado". También señaló que mujeres jóvenes son "protagonistas de casos de trombosis".

    La autoridad reguladora de los medicamentos de la UE ha insistido en que los beneficios de la vacuna superan cualquier riesgo potencial.

    La vacuna ha demostrado que reduce las hospitalizaciones y las muertes tras una sola dosis.

    Pero varios países europeos, como Dinamarca y Noruega, han mantenido la suspensión de la vacunación con las dosis desarrolladas por AstraZeneca y la Universidad de Oxford por la preocupación que suscitan los coágulos.

    Otros países, como Francia, los Países Bajos y Alemania, continuaron con el uso de la vacuna para personas mayores de cierta edad, afirmando que los coágulos de sangre sólo se observaban en adultos jóvenes.

    El Instituto Paul-Ehrlich de Alemania ha declarado que se ha registrado aproximadamente un caso por cada 100.000 vacunaciones con la vacuna de AstraZeneca.

    En el Reino Unido, que no ha suspendido el uso de la vacuna, se interrumpió un ensayo en niños por la preocupación de que la vacuna provocara graves coágulos de sangre en algunos adultos.

    AstraZeneca ha protagonizado múltiples titulares internacionales por su vacuna contra el coronavirus.

    La empresa tuvo una disputa pública con la Comisión Europea a principios de este año tras anunciar que no podía entregar tantas dosis como se había acordado originalmente con el bloque.

    La vacuna, que es más barata que otras disponibles en la actualidad, también es fundamental para el Mecanismo COVAX de la Organización Mundial de la Salud, Gavi y la Coalición para la Innovación en la Preparación ante las Epidemias (CEPI), cuyo objetivo es suministrar vacunas contra el coronavirus a los países de ingresos bajos y medios.