This content is not available in your region

Antes de morir en el exilio, Napoleón luchó por salvar su legado

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Antes de morir en el exilio, Napoleón luchó por salvar su legado
Antes de morir en el exilio, Napoleón luchó por salvar su legado   -   Derechos de autor  (c) Copyright Thomson Reuters 2021. Click For Restrictions - https://agency.reuters.com/en/copyright.html

Por Michaela Cabrera

PARÍS, 29 abr (Reuters) – A medida que se acerca el bicentenario de la muerte de Napoleón Bonaparte, una exposición en Les Invalides, en París, arroja luz sobre su muerte en el exilio y sus esfuerzos por salvar su legado como genio militar y líder visionario.

Desterrado por los británicos a la isla de Santa Elena, en una embarcación azotada por el viento e infestada de ratas, en el Atlántico Sur, Napoleón, rodeado por confidentes cercanos, escribió sus memorias, según la historiadora Lea Charliquart, co-curadora de la exposición, llamada “Napoleón n’est plus”.

“Napoleón podría haberse hundido en el olvido. Sin embargo, usa ese período en el exilio para escribir su historia”, dijo Charliquart. “Se transforma en un mártir. Se vuelve casi santo”, agregó.

Napoleón, quien murió el 5 de mayo de 1821 a los 51 años, todavía divide opiniones. Para algunos, fue un célebre comandante que construyó un vasto imperio y construyó un estado centralizado moderno en Francia. Para otros, fue un tirano despótico que sucumbió a los británicos en Waterloo.

Entre los más de 200 objetos en exhibición se encuentra una pintura al óleo de un Napoleón de rostro ceniciento que yace apoyado sobre almohadas, con los ojos cerrados, una mano colocada sobre el estómago y una espada a su lado.

También está su lecho de muerte: un simple catre militar de hierro que quizá simbolizara que el antiguo emperador fue un soldado hasta el final.

Napoleón quería ser recordado como un “emperador caído que murió a miles de kilómetros de Francia en una pequeña roca volcánica”, dijo Charliquart. “Obviamente eso es mejor que morir en cautiverio en una casa con olor a humedad”, agregó.

Enterrado en Santa Elena a pedido de los británicos, el pedido de Napoleón había sido que lo enterraran “a orillas del río Sena, entre los franceses que tanto amaba”.

Casi dos décadas después, su cuerpo fue exhumado en un estado notablemente conservado.

“Este episodio completa la leyenda. Es como si Napoleón fuera tan poderoso que pudiera vencer la fuerza de la naturaleza”, dijo Charliquart.

La exhibición aún no abrió al público debido a las restricciones del coronavirus.

(Reporte de Michaela Cabrera; escrito por Richard Lough. Editado en español por Lucila Sigal)