Última hora
This content is not available in your region

Una iglesia de Barcelona abre sus puertas a las cenas de Ramadán

Una iglesia de Barcelona abre sus puertas a las cenas de Ramadán
Una iglesia de Barcelona abre sus puertas a las cenas de Ramadán   -   Derechos de autor  (c) Copyright Thomson Reuters 2021. Click For Restrictions - https://agency.reuters.com/en/copyright.html
Tamaño de texto Aa Aa

Por Luis Felipe Castilleja y Jordi Rubio

BARCELONA, 3 may (Reuters) – Ante las restricciones por la COVID-19 que impiden a la población islámica de Barcelona celebrar el Ramadán en los locales habituales, una iglesia católica ha ofrecido sus claustros al aire libre para que los musulmanes coman y recen juntos.

Cada noche, entre 50 y 60 musulmanes, muchos de ellos sin hogar, acuden a los centenarios pasillos de piedra de la iglesia de Santa Anna, donde los voluntarios ofrecen una generosa ración de comida casera.

“Todos somos iguales (…). Si tú eres católico o de otra religión y yo soy musulmán, no pasa nada”, dice Hafid Oubrahim, un marroquí de 27 años de origen bereber que acude a las cenas.

“Todos somos como hermanos y debemos ayudarnos también”.

Durante el mes de ramadán, los musulmanes practicantes no comen entre el amanecer y el atardecer, y sólo rompen el ayuno al anochecer con una comida conocida como Iftar.

Faouzia Chati, presidenta de la Asociación Catalana de Mujeres Marroquíes, solía organizar reuniones de Iftar en la ciudad, pero las limitaciones para comer en el interior la obligaron a buscar un espacio alternativo con buena ventilación y espacio para distanciarse.

Encontró un interlocutor receptivo en el padre Peio Sánchez, rector de Santa Anna, que ve en el encuentro de diferentes confesiones un símbolo de convivencia cívica.

“La gente está muy contenta de que los musulmanes puedan hacer el Iftar en una iglesia católica, porque las religiones sirven para unirse, no para separarse”, dijo Chati.

Sánchez contemplaba cómo un hombre entonaba la llamada a la oración nocturna musulmana bajo los naranjos del patio central de la iglesia, iluminado por las llamas de las estufas de gas.

“El encuentro de las religiones puede ser un motor para mostrar a la convivencia cívica que a lo mejor teniendo culturas distintas, teniendo lenguas distintas, teniendo religiones distintas, nosotros somos más capaces de sentarnos a hablar que algunos políticos”, dijo el rector.

(Información de Nathan Allen en Madrid; editado por Andrei Khalip y Gareth Jones; traducido por Flora Gómez en la redacción de Gdansk)

euronews provides breaking news articles from reuters as a service to its readers, but does not edit the articles it publishes. Articles appear on euronews.com for a limited time.