Última hora
Advertising
euronews_icons_loading
Vista de la erupción del volcán Etna desde las cercanías de Catania

Uno de los cráteres del volcán Etna, situado en la isla italiana de Sicilia, volvió a rugir este domingo expulsando grandes cantidades de lava y ceniza. No obstante, la gigantesca columna de humo que alcanzó hasta los 6,5 kilómetros de altura sobre el nivel del mar, no afectó a las operaciones del cercano aeropuerto internacional de Catania-Fontanarossa. El volcán Etna es un popular destino turístico por el impresionante contraste de colores entre la lava y el cielo, cuando cae la noche.