Última hora
This content is not available in your region

Los británicos de vacaciones en Portugal, frustrados por la cuarentena a la vuelta

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Los británicos de vacaciones en Portugal, frustrados por la cuarentena a la vuelta
Los británicos de vacaciones en Portugal, frustrados por la cuarentena a la vuelta   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Tamaño de texto Aa Aa

Por Miguel Pereira

ALBUFEIRA, Portugal, 4 jun – Los británicos que estaban de vacaciones en el Algarve cuando el Gobierno del Reino Unido volvió a incluir a Portugal en su lista “ámbar” de viajes se mostraron confusos y frustrados ante la perspectiva de tener que pagar más pruebas y enfrentarse a una cuarentena de diez días al volver a casa.

“Nos dan luz verde para venir aquí, pasamos por todos los procedimientos para venir, y luego hacen esto y creo que está muy muy mal”, dijo Jasmine, residente en Bristol.

El jueves, Reino Unido retiró a Portugal de su lista verde de viajes internacionales después de solo tres semanas, alegando el aumento del número de casos y el riesgo de una mutación del virus detectada en Portugal, que también está en Reino Unido.

“Creo que es la peor decisión”, dijo Darren, que voló a Portugal desde Liverpool. Al igual que los otros turistas británicos que hablaron con Reuters, no quiso dar su nombre completo.

“Mientras estamos de vacaciones, tenemos que empezar a comprar más pruebas para cuando volvamos a casa… es desastroso”.

Los británicos que regresen de Portugal a partir del martes tendrán que pasar la cuarentena durante diez días y hacerse dos pruebas de COVID-19 una vez de vuelta en su país. Con las normas de la lista verde, los viajeros solo tendrían que hacerse una prueba, antes del viaje de vuelta, y no tendrían que pasar cuarentena.

La decisión del Gobierno del Reino Unido supuso un mazazo para las empresas turísticas de Portugal, que habían depositado sus esperanzas en el regreso de los turistas británicos para reactivar el sector. Propietarios de hoteles y asociaciones que hablaron con los medios de comunicación locales informaron de un importante número de cancelaciones tras la noticia.

Portugal, que ha registrado un total de 851.031 casos de COVID-19 y 17.029 muertes, ha experimentado un lento aumento de los casos detectados desde que en mayo empezó a levantar las restricciones del confinamiento, pero el Gobierno también ha aumentado las pruebas gratuitas en las zonas de alto riesgo, especialmente en la conurbación de Lisboa.

Según el Ministerio de Sanidad portugués, los nuevos casos se concentran en adultos jóvenes, las hospitalizaciones siguen siendo bajas y las muertes diarias casi nulas.