Última hora
This content is not available in your region

La contratación apenas se ve afectada por la subida del salario mínimo en España

La contratación apenas se ve afectada por la subida del salario mínimo en España
La contratación apenas se ve afectada por la subida del salario mínimo en España   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Tamaño de texto Aa Aa

Por Belén Carreño

MADRID, 8 de junio – La histórica subida del 22% del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) en España en 2019 provocó una reducción de apenas el 1% el empleo, mucho menos de lo que algunos analistas habían previsto, según un estudio del Banco de España publicado el martes.

El hallazgo es el último en añadir peso a un creciente consenso internacional entre los economistas de que las políticas de salario mínimo no desincentivan la contratación de trabajadores por parte de las empresas, en contra de lo que era una creencia generalizada hasta los años 90.

La subida aprobada por el entonces recién llegado gobierno socialista de Pedro Sánchez hace dos años fue en su momento una de las más altas jamás registradas en un país desarrollado. Con su elevado desempleo y su mercado laboral de bajos sueldos, muchos temían un duro impacto en la contratación.

Sin embargo, el informe concluye que la subida salarial sólo supuso una reducción de entre 0,6 y 1,1 puntos porcentuales en los puestos de trabajo con salarios bajos ese año, es decir, entre 90.000 y 145.000 puestos.

El informe no especifica si esos puestos de trabajo se eliminaron directamente, se asignaron a otros lugares o simplemente no se crearon debido a la reforma.

El empleo equivalente a tiempo completo creció un 2,3% en España en 2019. Las comparaciones del paro entre 2019 y 2020 son menos significativas debido al inicio de la pandemia de coronavirus, pero la tasa general subió ligeramente del 14,1% de media en 2019 al 16,1% a finales de 2020.

Tras la primera subida de 2019, el Gobierno de Sánchez aprobó otro incremento del 5,5% para 2020, dejando el salario mínimo en 1.108 euros al mes (1.350 dólares) con la promesa congelada por la pandemia de seguir subiéndolo en los próximos años.

Los autores del estudio, que tardó 18 meses en publicarse tras analizar millones de contratos, elaboraron una fórmula para que la utilicen otros responsables políticos a la hora de tomar decisiones sobre la subida del salario mínimo.

También comprobaron que por cada punto porcentual de aumento del salario mínimo se produce una reducción del crecimiento del empleo que puede ser destrucción de puestos de trabajo o falta de creación de entre 0,03 y 0,05 puntos porcentuales.

“La decisión de subir o no el SMI no puede circunscribirse al impacto de este instrumento en un solo factor”, concluyeron, instando a los responsables políticos a evaluar si los impactos positivos compensan cualquier golpe al empleo.

El estudio pedía especialmente que se examinaran los cambios en otras variables como el consumo, la inversión y el ahorro.

El PIB español creció un 2% en 2019 antes de desplomarse un 10,8% en 2020 debido a la pandemia. El gasto de los hogares en 2019 aumentó un 0,9%.

El informe desglosó los datos sobre el impacto en el sector de la hostelería, que empleaba a cerca de 1,7 millones de trabajadores antes de la pandemia y donde el salario mínimo es habitual.

Calcula que al menos el 0,4%, es decir, 70.000, de esos puestos de trabajo se destruyeron directamente tras la subida.

El salario mínimo de España se sitúa ahora en torno al punto medio de la Unión Europea, siendo el más bajo el de Bulgaria, con 332 euros al mes, y el más alto el de Luxemburgo, con 2.202 euros, según datos de la UE.

(Euro = 1,22 dólares)

euronews provides breaking news articles from reuters as a service to its readers, but does not edit the articles it publishes. Articles appear on euronews.com for a limited time.