Última hora
This content is not available in your region

El BCE mantendrá abierto el grifo del dinero barato pese a la recuperación

European Commission starts legal steps against Germany over ECB ruling
European Commission starts legal steps against Germany over ECB ruling   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Tamaño de texto Aa Aa

Por Balazs Koranyi y Francesco Canepa

FRÁNCFORT, 10 jun – El Banco Central Europeo (BCE) mantendrá con toda seguridad un generoso flujo de estímulos cuando sus dirigentes se reúnan el jueves, por temor a que el aumento de los costes de los préstamos pueda sofocar una recuperación aún incipiente.

La economía de los 19 países de la zona euro, que acaba de salir de una doble recesión inducida por la pandemia, ha dependido de los estímulos sin precedentes del BCE para mantenerse a flote. Sin embargo, aunque el crecimiento está acelerándose con la relajación de las restricciones de COVID-19, los dirigentes monetarios parecen optar por la prudencia.

Los recientes comentarios de la presidenta del BCE, Christine Lagarde, y del miembro de su Consejo de Gobierno, Fabio Panetta, sugieren que el debate de junio terminó efectivamente incluso antes de la reunión de este jueves. Parece poco probable un recorte de las compras de bonos, pese a que los dirigentes monetarios reconocen una mejora de las perspectivas de crecimiento y el rápido ritmo de las vacunas.

Panetta rechazó rotundamente cualquier reducción de las compras de bonos de emergencia, mientras que Lagarde dijo que era “demasiado pronto” para discutir la reducción del Programa de Compras de Emergencia por Pandemia (PEPP) del banco, de 1,85 billones de euros.

Aunque los responsables de la política monetaria podrían optar por un rumbo diferente, normalmente se alinean detrás de su presidenta y rara vez introducen cambios en las propuestas que pone sobre la mesa el Comité Ejecutivo, integrado por seis miembros.

La debilidad de las perspectivas de inflación a medio plazo es la razón principal para mantener un apoyo abundante, pero a los responsables de política monetaria también les preocupa que los costes de los préstamos estén subiendo, por lo que cualquier retirada del BCE podría desencadenar una volatilidad de los mercados potencialmente peligrosa

“Cuanto más espere el BCE antes de admitir que la justificación para ejecutar su Programa de Compras de Emergencia a toda velocidad ya no es tan grande como lo era en marzo, menos suave podría ser la transición a menos compras de activos en el futuro”, dijo Holger Schmieding, economista de Berenberg.

“Si es así, los rendimientos de los bonos podrían subir con más fuerza después de un tiempo”.

Los rendimientos de la deuda pública de la zona euro cotizaban el jueves cerca de sus niveles más bajos desde abril. [GVD/EUR]

SEPTIEMBRE

Para complicar aún más el panorama, es probable que el BCE eleve la mayoría de sus previsiones de crecimiento e inflación, aunque no todas, e incluso podría mejorar sus orientaciones sobre el crecimiento futuro, declarando que los riesgos están “equilibrados” en lugar de los riesgos “a la baja” previos.

La inflación también está aumentando y el mes pasado superó el objetivo del BCE, que aspira a situarla ligeramente por debajo del 2%, una marca que no ha alcanzado durante la mayor parte de la última década.

Sin embargo, la economía necesitará un año más para volver a crecer a su nivel prepandémico y el aumento de la inflación es sobre todo una reversión de la caída de los precios de la energía del año pasado, no el comienzo de una nueva era de presiones sobre los precios, según han dicho los dirigentes del banco.

Las presiones subyacentes sobre los precios, un punto clave para el BCE, siguen siendo anémicas y el crecimiento salarial es débil, lo que apunta a una inflación excesivamente baja en los próximos años

Europa también está muy por detrás de Estados Unidos en su recuperación, por lo que cualquier retirada de apoyo antes de la Reserva Federal se vería como una señal peligrosa.

Se espera que los datos de inflación de Estados Unidos, que se publicarán a las 1230 GMT, muestren un aumento de los precios del 4,7% el mes pasado, frente al 4,2% de abril, y es probable que una lectura más fuerte reavive las especulaciones sobre una menor compra de bonos por parte de la Fed.

Los precios al por mayor, tanto en Japón como en China, aumentaron a su ritmo más rápido en más de una década debido al aumento de los precios de las materias primas.

euronews provides breaking news articles from reuters as a service to its readers, but does not edit the articles it publishes. Articles appear on euronews.com for a limited time.