Última hora
This content is not available in your region

El BCE acelerará las compras de bonos para frenar alza de rentabilidades de la deuda

Tamaño de texto Aa Aa

FRÁNCFORT, 11 mar -El Banco Central Europeo dijo el jueves que iba a aumentar el ritmo de sus compras de bonos durante el próximo trimestre, probablemente con la intención de mantener bajos los costes de los préstamos para una economía de la zona euro que sigue luchando contra la pandemia de COVID-19.

El BCE no hizo cambios en su política monetaria, ya que le queda casi un billón de euros de munición para comprar bonos y mantener el crédito barato para los Estados, los hogares y las empresas de los 19 países que comparten el euro.

Sin embargo, trató de disipar las dudas de los inversores sobre su determinación de frenar cualquier nuevo repunte de los rendimientos de los bonos, que han subido en las últimas semanas debido en gran medida a factores externos como el aumento de las expectativas de inflación en Estados Unidos, la subida de los precios del petróleo y las interrupciones de suministro relacionadas con la pandemia.

“Sobre la base de una evaluación conjunta de las condiciones de financiación y las perspectivas de inflación, el Consejo de Gobierno espera que las compras en el marco del PEPP (programa de compras de bonos contra la pandemia) durante el próximo trimestre se realicen a un ritmo significativamente mayor que durante los primeros meses de este año”, dijo el BCE.

Aunque no se espera ningún cambio en la política monetaria durante meses y posiblemente todo el año, el BCE está sometido a la presión del mercado para que aclare hasta dónde está dispuesto a dejar que suban los rendimientos de los bonos antes de intervenir y qué otros parámetros de los costes de financiación está vigilando.

Los dirigentes monetarios se han mostrado divididos en cuanto a la conveniencia de aumentar las compras de bonos, ya que algunos afirman que la reciente subida de los rendimientos no está justificada por la mejora de las perspectivas económicas, mientras que otros dicen que incluso podría ser bienvenida.

Los inversores buscarán respuestas en la conferencia de prensa de la presidenta del BCE, Christine Lagarde, a las 1330 GMT, en la que también dará a conocer nuevas proyecciones económicas.

Se espera que éstas muestren una inflación ligeramente superior este año, pero un menor crecimiento del PIB, ya que la actividad económica en la zona euro sigue limitada por las restricciones de la lucha contra la pandemia y las campañas de vacunación avanzan con lentitud.

Con la decisión del jueves, el BCE mantuvo su cuota de compra de bonos de emergencia por la pandemia (PEPP) en 1,85 billones de euros y prevé que las compras se prolonguen al menos hasta marzo de 2022.

El banco también mantuvo su tasa para la facilidad de depósito en el -0,5% y dejó la puerta abierta a nuevos recortes si fuera necesario.

INFLACIÓN

Las débiles perspectivas de inflación a medio plazo son la razón principal para mantener un apoyo copioso. Sin embargo, los responsables monetarios también parecen preocupados por el aumento de los costes de la deuda pública, por lo que una retirada del BCE podría desencadenar una volatilidad potencialmente peligrosa en los mercados.

Sin embargo, con la aceleración del crecimiento, la justificación de las medidas de “emergencia” es cada vez más difícil y varios responsables del banco han hablado abiertamente de la eventual necesidad de eliminar el PEPP.

Además de elevar la mayoría, si no todas, sus previsiones de crecimiento e inflación, el BCE podría incluso mejorar sus orientaciones o visión sobre el crecimiento, declarando que los riesgos de incumplimiento de sus pronósticos están “equilibrados” en lugar de inclinados a la baja.

La inflación también está aumentando y el mes pasado superó el objetivo del BCE, que pretende situar la subida de los precios en un nivel ligeramente inferior al 2%, una marca que no ha alcanzado durante la mayor parte de la última década.

Sin embargo, la economía necesitará un año más para volver a crecer a su nivel anterior a la pandemia, y el aumento de la inflación es sobre todo una reversión del desplome de los precios de la energía del año pasado, y no el comienzo de una nueva era de presiones sobre los precios, según han dicho los dirigentes del BCE.

Las presiones subyacentes sobre los precios, un punto crucial para el BCE, siguen siendo anémicas y el crecimiento salarial es débil, lo que apunta a una inflación excesivamente baja en los próximos años.

Además, Europa va muy por detrás de Estados Unidos en su recuperación y va retrasada en las vacunas, por lo que cualquier retirada de apoyo antes de la Reserva Federal de Estados Unidos se vería como una señal peligrosa.

Se espera que los datos de inflación de Estados Unidos, que se publicarán a las 1230 GMT, muestren un aumento de los precios del 4,7% el mes pasado, frente al 4,2% de abril, y es probable que una lectura más fuerte reavive las especulaciones sobre una menor compra de bonos por parte de la Fed.

Sin embargo, el fin de las compras de emergencia se acerca, y es poco probable que los dirigentes monetarios amplíen el programa o lo prolonguen más allá de su final previsto en marzo de 2022, dado el sólido repunte de la economía, según los economistas encuestados por Reuters.

Este escenario ejercerá presión sobre los dirigentes monetarios para que empiecen a trazar un rumbo más allá de las compras de bonos de emergencia. Los economistas afirman que las primeras señales podrían llegar ya en septiembre.

Dado que las perspectivas de inflación a medio plazo siguen siendo moderadas, es probable que la disminución de las compras en el marco del PEPP vaya acompañada de una ampliación del Programa de Adquisición de Activos (APP, por sus siglas en inglés) del BCE, un instrumento más antiguo y menos flexible, pero de duración indefinida, y que indique que el apoyo del BCE —aunque sea menos generoso— continuará en el futuro.

euronews provides breaking news articles from reuters as a service to its readers, but does not edit the articles it publishes. Articles appear on euronews.com for a limited time.