Última hora
This content is not available in your region

Los Biden toman té con la reina Isabel tras la cumbre del G7

Por Reuters
Los Biden toman té con la reina Isabel tras la cumbre del G7
Los Biden toman té con la reina Isabel tras la cumbre del G7   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Tamaño de texto Aa Aa

Por Dylan Martinez

WINDSOR, Inglaterra, 13 jun – El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y su esposa Jill tomaron té con la reina Isabel en el Castillo de Windsor el domingo al final de la cumbre del G7, concluyendo la etapa británica de su primer viaje internacional desde que asumió el cargo.

La monarca británica de 95 años, vestida con un traje floral de color rosa brillante, vio a los Biden en el Cuadrángulo del castillo, hogar de la familia real desde hace casi mil años y donde ha pasado mucho tiempo desde el brote de la pandemia de coronavirus.

Dando al presidente y a la primera dama de Estados Unidos una muestra de la pompa británica a su llegada, la Guardia de Honor formada por los Guardias de Granaderos del Primer Batallón de la Compañía de la Reina dio un Saludo Real y se tocó el Himno Nacional estadounidense.

El presidente y la reina parecían relajados y charlaron antes de dirigirse al interior del castillo para una reunión privada.

La reina ya había estado con los Biden cuando ofreció una recepción a los líderes del Grupo de los Siete y sus cónyuges el viernes por la noche en el condado de Cornwall, en el suroeste de Inglaterra, donde se llevó a cabo la cumbre de tres días.

“Joe y yo estamos ansiosos por encontrarnos con la reina”, dijo Jill Biden a su llegada a Reino Unido el jueves. “Es una parte emocionante de la visita para nosotros”.

Joe Biden y su esposa se convertirán en el cuarto presidente y primera dama que la reina recibe en Windsor, después de los Trump en 2018, los Obama en 2016, el presidente George W. Bush y su esposa en 2008 y los Reagan en 1982.

Durante sus 69 años en el trono británico, el reinado más largo de cualquier monarca inglés, ha habido 14 presidentes de Estados Unidos, de los cuales Isabel conoció a todos menos a Lyndon Johnson.