Última hora
This content is not available in your region

Boris Johnson se dispone a anunciar un retraso en el fin de las restricciones en Inglaterra

Por Reuters
UK's Johnson set to announce delay to end of COVID restrictions
UK's Johnson set to announce delay to end of COVID restrictions   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Tamaño de texto Aa Aa

Por Michael Holden

LONDRES, 14 jun – Es previsible que el primer ministro británico, Boris Johnson, anuncie el lunes que el fin de las restricciones por el virus que causa la enfermedad COVID-19 se retrasará varias semanas ante la preocupación por el rápido aumento de las infecciones debido a la variante Delta.

Según la hoja de ruta esbozada por Johnson en febrero, el Gobierno dijo que todas las restricciones sociales se levantarían “no antes” del 21 de junio, fecha en la que los pubs, restaurantes, discotecas y otros locales de hostelería podrían reabrir completamente.

Sin embargo, en las últimas semanas se ha producido un rápido crecimiento de los nuevos casos causados por la variante Delta, descubierta por primera vez en la India, que las autoridades sanitarias creen que es un 60% más transmisible que la anterior cepa dominante, y los científicos advierten que podría desencadenar una tercera ola de infecciones.

Johnson no ha desmentido las sugerencias de los medios de comunicación de que el fin de las limitaciones se retrasaría hasta un mes, y ha dicho en los últimos días que había “una gran preocupación” por el aumento de las infecciones y las hospitalizaciones.

“Seguimos analizando los datos, no se ha tomado ninguna decisión definitiva y el momento adecuado para informar a todo el mundo de lo que vamos a hacer con… el 21 de junio es mañana”, dijo Johnson a los periodistas tras una cumbre del Grupo de los Siete el domingo.

El subsecretario de Sanidad Ed Argar dijo el lunes que era de esperar que Johnson anunciara más ayudas a las empresas si se producía un retraso en el levantamiento de las restricciones.

“Sé que cuando aborde su decisión y exponga lo que piensa hacer en torno a la flexibilización el día 21, también abordará esos puntos”, dijo Argar a Sky News.

“Es muy consciente de la necesidad de que las empresas y otras personas reciban la ayuda que necesitan si siguen con restricciones o no pueden abrir”, añadió Argar.

El programa británico de bajas de trabajo temporales subvencionadas por el Estado mantiene algo más de dos millones de puestos de trabajo y está previsto que continúe hasta finales de septiembre. Sin embargo, a partir de julio los empresarios tendrán que pagar el 10% de los salarios del personal suspendido de empleo, porcentaje que aumentará al 30% en septiembre.

El sector de la hostelería también ha pedido que se amplíen otras ayudas específicas del sector.

El Deutsche Bank estimó la semana pasada que un retraso de cuatro semanas reduciría temporalmente el producto interior bruto en torno al 0,25%, una parte pequeña comparado con la histórica caída del 9,8% registrada en 2020.

El domingo, Reino Unido anunció 7.490 nuevos casos de COVID-19 y ocho muertes, con un aumento de las nuevas infecciones de casi el 50% entre el 7 y el 13 de junio en comparación con la semana anterior. Las hospitalizaciones aumentaron un 15% entre el 2 y el 8 de junio en comparación con los siete días anteriores.

Reino Unido ha realizado una de las campañas de vacunación más rápidas del mundo. Más de 41 millones de personas han recibido su primera vacuna y casi 30 millones han recibido las dos dosis, aproximadamente el 57% de la población adulta.

El ministro de Asuntos Exteriores, Dominic Raab, dijo que lo más importante eran los datos sobre si las personas infectadas estaban enfermando hasta el punto de necesitar tratamiento hospitalario.