Última hora
This content is not available in your region

La inflación británica supera el objetivo del Banco de Inglaterra en mayo y alcanza el 2,1%

Por Reuters
UK inflation rises to 2.1% in May
UK inflation rises to 2.1% in May   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Tamaño de texto Aa Aa

LONDRES, 15 jun – La inflación de los precios al consumo en Reino Unido se disparó hasta el 2,1% en mayo, por encima del objetivo del Banco de Inglaterra del 2,0% y su mayor nivel desde julio de 2019, según mostraron este miércoles las cifras oficiales.

La aceleración del crecimiento de los precios desde el 1,5% de abril fue impulsada en gran parte por el efecto de comparación con mayo de 2020, cuando el país estaba en su primer confinamiento de COVID-19, especialmente en lo que se refiere a ropa, combustible para motores, juegos y comida para llevar.

Un sondeo de Reuters entre economistas había apuntado a un aumento de la inflación hasta el 1,8%.

La inflación subyacente, que excluye el precio de los alimentos, la energía y otros artículos volátiles, subió al 2,0% en los 12 meses hasta mayo, según la Oficina de Estadísticas Nacionales.

Los inversores de todo el mundo están tratando de calibrar los riesgos de un aumento sostenido de la inflación, especialmente en Estados Unidos, donde la inflación anual alcanzó el 5,0% en mayo, la más alta en casi 13 años.

El Banco de Inglaterra ha dicho que espera que la inflación alcance el 2,5% a finales de este año, ante la reapertura de la economía tras las restricciones por el coronavirus y la subida de los precios mundiales del petróleo.

El gobernador Andrew Bailey y la mayoría de sus colegas afirman que el aumento de la inflación será temporal y no requiere que el banco central reduzca sus enormes programas de estímulo. Se espera que en la reunión del 24 de junio deje la política monetaria sin cambios.

Sin embargo, el economista jefe Andy Haldane dijo la semana pasada que los responsables del BoE se enfrentaban al “momento más peligroso” desde 1992, cuando el Gobierno retiró la libra esterlina del Mecanismo Europeo de Tipos de Cambio, precursor del euro.