Última hora
This content is not available in your region

India recurre a voluntarios para promocionar las vacunas de COVID-19 entre los pobres

Por Reuters
India recurre a voluntarios para promocionar las vacunas de COVID-19 entre los pobres
India recurre a voluntarios para promocionar las vacunas de COVID-19 entre los pobres   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Tamaño de texto Aa Aa

Por Uday Sampath Kumar

BENGALURU, 22 jun – Grupos de voluntarios están difundiendo información sobre las vacunas de COVID-19 entre los pobres y los ancianos de la India, y llevando a algunos a los centros de vacunación en ‘rickshaws’ y taxis, tras una ola de la enfermedad en el país que ha matado a cientos de miles de personas.

SEEDS, una organización que realiza labores de ayuda durante las catástrofes naturales, ha centrado sus esfuerzos en las comunidades más pobres, donde muchos carecen incluso de información básica sobre las vacunas.

“Descubrimos que muchas personas de más de 60 años ni siquiera sabían que podían vacunarse y protegerse”, dijo el cofundador, el doctor Manu Gupta.

Los miembros de SEEDS van de puerta en puerta por las zonas más pobres de Delhi y los pueblos del norte y el oeste de India, ayudando a los ciudadanos a registrar sus datos en el portal de vacunación del Gobierno y transportando a algunos de ellos de forma gratuita a los centros de inoculación.

Unas 170.000 personas murieron en abril y mayo cuando una segunda oleada de infecciones asoló las ciudades densamente pobladas y el interior rural del país, y expertos sanitarios consideran que la vacunación masiva es la única forma de evitar más pérdidas de vidas si se produce otra oleada

Una segunda ONG, Robin Hood Army, se ha asociado con Uber Technologies Inc para ofrecer viajes gratuitos a los centros de vacunación de Delhi y Mumbai.

Su cofundador, Neel Ghose, instó al Gobierno a acelerar el proceso llevando su campaña de vacunación a los hogares.

“Para que esto sea realmente efectivo, tiene que ser como la forma en que pensamos en la polio hace 20 años, donde llegamos a las puertas de la gente con las vacunas y no al revés”.

El Gobierno ha dicho que una campaña de vacunación de COVID-19 puerta a puerta no es posible debido al riesgo de contaminación y desperdicio.