Última hora
This content is not available in your region

Ryanair observa un repunte de los viajes pese a las restricciones de COVID-19

Por Reuters
Ryanair observa un repunte de los viajes pese a las restricciones de COVID-19
Ryanair observa un repunte de los viajes pese a las restricciones de COVID-19   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Tamaño de texto Aa Aa

Por Catarina Demony

LISBOA, 23 jun – El número de pasajeros que se suben a los aviones de Ryanair está creciendo de manera exponencial en el inicio de la temporada vacacional de verano, a pesar de las restricciones de viaje establecidas para controlar la propagación del coronavirus, dijo el miércoles el máximo ejecutivo del grupo, Michael O’Leary.

En una entrevista con Reuters antes de una conferencia de prensa en Lisboa, O’Leary dijo que las reservas se han recuperado con mucha fuerza en las últimas ocho semanas, con volúmenes particularmente altos de reservas a Portugal y otros destinos de verano desde Alemania, Escandinavia y los países del Benelux.

“El tráfico está creciendo y gran parte de esa gente son familias que van de vacaciones a las playas de Portugal, España, Grecia e Italia”, dijo O’Leary, añadiendo que la aerolínea va camino de transportar a entre 80 y 100 millones de pasajeros para marzo de 2022.

Esta cifra es superior a los 27,5 millones del año pasado, pero sigue siendo muy inferior a los niveles anteriores a la pandemia, que eran de 149 millones. O’Leary dijo que Ryanair transportó 1,7 millones de pasajeros en mayo y que era probable que la cifra aumentara a 5 millones en junio y a 9 millones el mes siguiente.

Para impulsar aún más los viajes, O’Leary dijo que los veraneantes totalmente vacunados de toda Europa deberían poder viajar libremente.

Reino Unido volvió a permitir las vacaciones a partir de mayo tras meses de confinamiento, pero desaconseja viajar a destinos vacacionales populares como España, Francia, Grecia y Estados Unidos, clasificándolos como “ámbar” en su sistema de “semáforo”.

La semana pasada, Ryanair presentó un recurso contra Reino Unido por el sistema de semáforo, con la esperanza de forzar una relajación de las reglas.

Los británicos que regresan de destinos vacacionales europeos, entre los que se encuentran España, Portugal y Grecia, que actualmente están clasificados como “ámbar”, tienen que someterse a tres pruebas de COVID-19 y aislarse durante 10 días.

O’Leary dijo que el Reino Unido e Irlanda se estaban abriendo a viajar “más lentamente” en comparación con otros países.

“Están aterrorizados por permitir que la gente viaje, pero creo que se resolverá”, dijo, y añadió que creía que el Reino Unido se uniría al plan de viajes con certificado digital propuesto por la UE, que podría estar en vigor el 1 de julio.

Los casos de coronavirus están aumentando en Reino Unido, pero también en Portugal, especialmente en Lisboa, sobre todo debido a la variante Delta. O’Leary dijo que el aumento de casos no tendría un gran impacto en Ryanair.

“Podría haber alguna interrupción en Lisboa, pero creemos que será razonablemente pequeña y no durará mucho tiempo debido a las vacunaciones que se están llevando a cabo en toda Europa”, dijo O’Leary.