Última hora
This content is not available in your region

La última edición del Apple Daily levanta pasiones entre los residentes de Hong Kong

Por Reuters
Heartbreak in newsroom as Apple Daily bids farewell to Hong Kong
Heartbreak in newsroom as Apple Daily bids farewell to Hong Kong   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Tamaño de texto Aa Aa

Por Sharon Abratique y Pak Yiu

HONGKONG, 24 jun – Los residentes de Hong Kong se apresuraron en las primeras horas del jueves a adquirir ejemplares de la última edición del periódico Apple Daily, que se vio obligado a poner fin a 26 años de existencia tras verse afectado por una campaña de seguridad nacional.

Los partidarios del periódico, que se ha enfrentado a una implacable presión desde que su propietario y acérrimo crítico de Pekín, Jimmy Lai, fue detenido en virtud de la ley de seguridad en agosto de 2020, hicieron fila para conseguir sus últimos ejemplares justo después de la medianoche.

“No he podido dormir bien en las últimas noches”, dijo Tse, de 60 años, una extrabajadora médica, que se apoyó en un carro para sostenerse mientras hacía cola frente a un vendedor de periódicos en el barrio obrero de Mong Kok.

“Espero que los periodistas puedan seguir siendo fieles a sus ideas y sigan trabajando duro”.

Las filas se extendían en los quioscos de toda la ciudad tras una emotiva última tirada en la sede del periódico, que se vio obligado a cerrar después de que las autoridades congelaran sus activos en una investigación de seguridad nacional.

“Gracias a todos los lectores, suscriptores, clientes de anuncios y hongkoneses por 26 años de inmenso amor y apoyo”, dijo el periódico en un artículo online.

“Aquí nos despedimos, cuídense”.

Algunos empleados expresaron su enfado y frustración por el cierre.

“(Después de) hoy, no hay libertad de prensa en Hong Kong… No veo ningún futuro en Hong Kong”, dijo Dickson Ng, de 51 años, diseñador del periódico.

“Hoy me siento muy decepcionado y enfadado. No entiendo por qué nuestra empresa y los periódicos se vieron obligados a dejar de operar en tales circunstancias.”

En previsión de la fuerte demanda de su última tirada, el Apple Daily, que mezcla opiniones prodemocráticas con cotilleos de famosos e investigaciones sobre los gobernantes, imprimió un millón de ejemplares, es decir, más de 10 veces su tirada habitual.

El cierre supone el castigo más serio hasta la fecha a la libertad de los medios de comunicación de Hong Kong y podría destruir la reputación de la ciudad como centro de medios de comunicación abiertos y libres después de que Pekín impusiera la ley de seguridad en el centro financiero mundial el año pasado, según afirman grupos de defensa de los medios de comunicación.

Críticos de la ley dicen que se está utilizando para aplastar la disidencia en la antigua colonia británica, una afirmación que las autoridades de Pekín y Hong Kong rechazan.

Las autoridades de Hong Kong y China han afirmado en repetidas ocasiones que las libertades de los medios de comunicación se respetan, pero no son absolutas.