Última hora
euronews_icons_loading
Una bandera de Myanmar, la antigua Birmania, ondea al fondo tras la gigantesca pira en la que han ardido toneladas de drogas

Quinientos millones de dólares en droga convertidos en una nube de humo. Las autoridades de Myanmar han destruido este sábado un inmenso alijo de opiáceos en un acto televisado destinado a amedrentar a los traficantes de droga, que se han adaptado a las restricciones de viajes ligadas a la pandemia y han retomado el negocio. En la gran pila en la que se acumulaba la droga había sacos de cánnabis, de opio, de heroína y bolsas de metanfetamina. La quema se enmarca dentro de la celebración el Día Internacional de la lucha contra la Droga.