Última hora
This content is not available in your region

Las fábricas de Asia pierden impulso por el alza de los costes y nuevas restricciones

Por Reuters
Las fábricas de Asia pierden impulso por el alza de los costes y nuevas restricciones
Las fábricas de Asia pierden impulso por el alza de los costes y nuevas restricciones   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Tamaño de texto Aa Aa

Por Leika Kihara

TOKIO, 1 jul – La actividad de las fábricas de Asia se debilitó en junio, ya que algunos países tuvieron que lidiar con el aumento de los costes de los insumos y la reintroducción de restricciones para combatir una nueva ola de infecciones por coronavirus, según mostraron encuestas publicadas el jueves.

La actividad manufacturera creció a un ritmo más lento en China y Japón en un contexto de aumento de los precios de las materias primas, mientras que la actividad se redujo en Vietnam, Malasia y la India, donde los Gobiernos impusieron restricciones más estrictas para contener los nuevos brotes de coronavirus.

Los datos muestran que la región va a la zaga de las economías occidentales en la recuperación de la pandemia, lo que refuerza la opinión de que es poco probable que muchos bancos centrales regionales retiren en un futuro próximo los estímulos introducidos  por el coronavirus.

“Los PMI de junio retrocedieron debido a que los brotes de virus y los problemas de las cadenas de suministro crearon obstáculos para la industria”, dijo Alex Holmes, economista de Asia emergente de Capital Economics.

“Como no es probable que ninguno de los dos problemas se resuelva pronto, parece poco probable que se repita el rápido crecimiento de la industria de los últimos trimestres”.

La actividad de las fábricas chinas se expandió a un ritmo más lento en junio, con un crecimiento de la producción que cayó al nivel más bajo en 15 meses, según una encuesta privada, en consonancia con una encuesta oficial que muestra una caída de la actividad a un mínimo de cuatro meses.

El índice Caixin/Markit de gestores de compras del sector manufacturero (PMI) cayó a 51,3 en junio, frente al 52 de mayo, marcando el decimocuarto mes de expansión, pero quedando por debajo de las expectativas de los analistas, que esperaban una ligera desaceleración hasta 51,8.

El aumento de los costes de las materias primas y la escasez de chips semiconductores también perjudicaron a las potencias exportadoras, como Japón, que vio cómo la actividad de las fábricas se expandía a su ritmo más lento en cuatro meses en junio.

A Corea del Sur le fue mejor, ya que la actividad de las fábricas creció por noveno mes consecutivo en junio, aunque las subidas récord de los precios de los insumos y de la producción apuntaron a las tensiones de los fabricantes.

“Los fabricantes comentaban cada vez más que la grave interrupción de la cadena de suministro estaba empezando a afectar a la actividad”, dijo Usamah Bhatti, economista de IHS Markit.

LENTARECUPERACIÓN

Las economías emergentes de Asia, antaño consideradas como motor del crecimiento mundial, van a la zaga de las economías avanzadas en cuanto a la recuperación tras la crisis de la pandemia, ya que los retrasos en los programas de vacunación perjudican a la demanda interna y a los países que dependen del turismo.

El PMI de Vietnam cayó a 44,1 en junio, frente a los 53,1 de mayo, lo que supone el mayor deterioro de las condiciones empresariales en más de un año y además sitúa el índice por debajo de la marca de 50 que separa el crecimiento de la contracción.

El PMI de Malasia cayó a 39,9 en junio desde los 51,3 de mayo, ya que las nuevas restricciones de la COVID pesaron sobre la demanda externa e interna. El PMI de Taiwán también cayó a 57,6 desde 62,0.

La actividad de las fábricas de la India también se contrajo por primera vez en casi un año en junio, ya que las restricciones para contener la mortal segunda oleada del coronavirus afectaron a la demanda.

El PMI manufacturero de Japón, publicado por el Jibun Bank, descendió en junio a 52,4 puntos en términos desestacionalizados, frente a los 53 puntos del mes anterior, y se situó en su nivel más bajo desde febrero.

El PMI de Corea del Sur subió a 53,9 en junio, frente a 53,7 en mayo, aunque el subíndice de los precios de los insumos alcanzó un récord, en una señal de que las empresas están sufriendo el aumento de los costes de las materias primas.