Última hora
This content is not available in your region

El Banco de Inglaterra sugiere calma ante un repunte transitorio de la inflación

Por Reuters
El Banco de Inglaterra sugiere calma ante un repunte transitorio de la inflación
El Banco de Inglaterra sugiere calma ante un repunte transitorio de la inflación   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Tamaño de texto Aa Aa

Por Andy Bruce y William Schomberg

LONDRES, 1 jul – El gobernador del Banco de Inglaterra, Andrew Bailey, dijo el jueves que era importante no reaccionar de forma exagerada ante un aumento de la inflación que probablemente resulte ser transitoria durante la recuperación económica de Reino Unido tras la crisis de COVID-19.

Retomando el mensaje de la reunión de política monetaria del Banco de Inglaterra de junio celebrada la semana pasada, Bailey dijo que las razones por las que el banco central pensaba que la inflación no sería persistente estaban “bien fundadas”.

“Es importante no reaccionar de forma exagerada ante un crecimiento e inflación temporalmente fuertes, para garantizar que la recuperación no se vea socavada por un endurecimiento prematuro de las condiciones monetarias”, dijo en un discurso anual en Mansion House ante los líderes de la industria de servicios financieros.

Bailey añadió que el BoE observará atentamente los signos de una presión inflacionista más persistente.

“Y si vemos esas señales, estamos preparados para responder con las herramientas de la política monetaria”, dijo.

La libra esterlina cayó tras la advertencia de Bailey contra una reacción excesiva al aumento de la inflación.

REGRESODELPERSONALSUSPENDIDO

En su discurso, Bailey dijo que había al menos tres razones por las que el aumento de la inflación sería probablemente temporal.

Entre ellas, las distorsiones causadas por la comparación de los precios de ahora con los de hace un año, durante el primer cierre; la escasez de suministros causada por una demanda reprimida y los cuellos de botella relacionados con la pandemia; y la vuelta al gasto en servicios, que suavizaría la demanda que se ha concentrado en los bienes.

Además de la inflación, el Banco de Inglaterra está preocupado por un posible aumento del desempleo.

El Gobierno empezó a exigir a los empresarios que empiecen a contribuir al coste de mantener a los trabajadores despedidos a partir del jueves, y está previsto que el plan termine a finales de septiembre.

Bailey dijo en su discurso del jueves que el aumento de los ingresos medios se debía en gran parte a la fuerte pérdida de puestos de trabajo en sectores poco remunerados, como la hostelería, que han sido los más afectados por la pandemia.

El BdE también debe tener en cuenta los riesgos derivados de un nuevo aumento de los casos de COVID-19, que ha llevado al Gobierno a retrasar el levantamiento de las últimas normas de distanciamiento social hasta el 19 de julio.