Última hora
This content is not available in your region

Boris Johnson anticipa el fin de las restricciones en Inglaterra

Por Reuters
Boris Johnson anticipa el fin de las restricciones en Inglaterra
Boris Johnson anticipa el fin de las restricciones en Inglaterra   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Tamaño de texto Aa Aa

Por Alistair Smout y William James

LONDRES, 5 jul – El primer ministro británico, Boris Johnson, expuso el lunes sus planes para poner fin a las restricciones sociales y económicas del COVID-19 en Inglaterra dentro de dos semanas, la que será una prueba de si la rápida implantación de la vacuna ofrece suficiente protección contra la variante Delta.

Johnson confirmó que el gobierno pretendía poner fin a las medidas restrictivas el 19 de julio, y que la decisión final se tomará la próxima semana. La medida eliminaría los límites formales al contacto social, la recomendación de trabajar desde casa y el uso de mascarillas.

Después de imponer las restricciones de comportamiento más duras de posguerra en Gran Bretaña, para luchar contra el nuevo coronavirus, Johnson apuesta a que el programa de vacunación, que ha debilitado el vínculo entre las infecciones y los ingresos hospitalarios, pueda evitar que el servicio sanitario se vea desbordado por una nueva ola de COVID-19.

Según los planes, se permitirá la reapertura de los clubes nocturnos y no habrá límites de capacidad para los locales de hostelería. Se eliminarán las directrices de distanciamiento social.

“Debemos ser sinceros con nosotros mismos: si no podemos reabrir nuestra sociedad en las próximas semanas, en las que nos ayudará la llegada del verano y las vacaciones escolares, debemos preguntarnos cuándo podremos volver a la normalidad”, dijo Johnson en una rueda de prensa.

“Permitiremos que la gente tome sus propias decisiones informadas sobre cómo manejar el virus”, añadió.

El gobierno de Johnson establece la política sanitaria para Inglaterra, pero no para Escocia, Gales o Irlanda del Norte.

Gran Bretaña es el séptimo país del mundo con mayor número de muertes por COVID-19, y Johnson ha sido acusado de ser demasiado lento en la aplicación de cada uno de los tres confinamientos de Inglaterra.

Pero ha habido gran aceptación de las vacunas en Gran Bretaña, y un 86% de los adultos ya recibió una primera dosis y un 64% las dos dosis hasta el lunes, según datos del gobierno.

Las cifras de Public Health England indican que las vacunas son muy eficaces para evitar que la variante Delta provoque una enfermedad grave o un ingreso hospitalario, especialmente después de dos dosis.