Última hora
This content is not available in your region

Certificados covid digital falsificados

Access to the comments Comentarios
Por Maria Psara
euronews_icons_loading
A woman shows her EU Digital Covid certificate on her mobilephone
A woman shows her EU Digital Covid certificate on her mobilephone   -   Derechos de autor  PAU BARRENA/AFP
Tamaño de texto Aa Aa

No han pasado ni 10 días desde el lanzamiento oficial del certificado covid digital y las organizaciones criminales ya están ofreciendo certificados falsos.

En Italia, la policía ha encontrado 10 documentos diferentes en el servicio de mensajería encriptada Telegram que estaban vinculados a cuentas anónimas de servicios de venta en la llamada internet profunda, a través de las cuales se pudo contactar con los vendedores, que exigían el pago en criptomonedas. Podían ser ofertas reales, pero también intentos de estafa.

"A través de Internet y de estos canales se pueden vender cosas en cualquier parte del mundo. Lo bueno es que en la oferta se decía que los pasaportes falsos y las vacunas estaban disponibles no solo en Europa sino también en otros países, por ejemplo en Suiza, en el Reino Unido, en los EEUU, y también encontramos Nueva Zelanda y países lejanos", asegura Gian Luca Berruti, jefe de la unidad policial de ciberfraude de Milán.

Los precios oscilaban entre los 100 y los 150 euros, según el paquete. ¡Algunas ofertas incluían un certificado falso con solo una dosis de la vacuna! Unos 250.000 usuarios se habían registrado y unos cien intentaron interactuar con los vendedores. Algunos compradores provenían de fuera de la UE. "Esto genera una gran responsabilidad para las personas que lo venden, pero también para las personas que intentan utilizar estos certificados falsos", recuerda Berruti.

Europol ha asegurado a Euronews que la pandemia ha agudizado el ingenio de los delincuentes, que se han adaptado con rapidez a la nueva situación. Por ejemplo, falsificando pruebas PCR. "Europol da apoyo a las autoridades policiales de toda la UE para combatir los delitos relacionados con COVID-19 en operaciones de alto perfil, incluidas una serie de acciones dirigidas a ciberdelincuentes, falsificadores y estafadores"

Según la agencia europea, la disponibilidad de medios tecnológicos, como las impresoras de alta calidad, hacen que los delincuentes puedan producir certificados muy parecidos a los originales.