Última hora
This content is not available in your region

La ministra de Sanidad española pide responsabilidad ante el aumento de los contagios juveniles

Por Reuters
La ministra de Sanidad española pide responsabilidad ante el aumento de los contagios juveniles
La ministra de Sanidad española pide responsabilidad ante el aumento de los contagios juveniles   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Tamaño de texto Aa Aa

MADRID, 7 jul – La ministra de Sanidad española advirtió el miércoles que los jóvenes pueden desarrollar cuadros graves de COVID-19 y pidió su colaboración para frenar una tasa de infección que se ha duplicado en una semana, ya que la variante delta arrasa con los adultos jóvenes no vacunados.

“Uno de cada 100 casos en jóvenes de 20 a 24 años ingresa en el hospital”, dijo Carolina Darias en una conferencia de prensa el miércoles, añadiendo que la mayoría de los brotes recientes están relacionados con las fiestas estudiantiles de fin de curso.

“Me parece importante pedirles responsabilidad pero no responsabilizarlos”, dijo.

La tasa de infección nacional medida en los últimos 14 días se disparó el miércoles a 252 casos por cada 100.000 personas, frente a los 117,2 de hace una semana, según datos del Ministerio, lo que sitúa al país de nuevo por encima del umbral de riesgo extremo de 250 casos.

Entre los jóvenes de 20 a 29 años, la cifra ascendió a 814 casos por cada 100.000, con un aumento de casi 100 desde el martes.

Otros países europeos, como Alemania y Francia, han comenzado a vacunar a todos los adultos, pero España sigue trabajando por grupos de edad, lo que significa que alrededor del 89% de los mayores de 40 años han recibido al menos una inyección, frente al 14% de los jóvenes de 20 a 29 años.

Después de más de un año de confinamientos, prohibiciones a la hora de viajar y opciones limitadas para socializar, algunos jóvenes españoles están hartos y creen que se les está culpando injustamente de la oleada.

“Los jóvenes somos los que más salimos de fiesta y por eso se pone el foco en nosotros, pero también estamos un poco cansados porque no somos los únicos que hacemos las cosas mal”, afirma Pablo Coca, de 20 años, de vacaciones en Pamplona.

En su afán por controlar el contagio, Cataluña cerrará los locales nocturnos a partir del viernes, sólo unas semanas después de haberlos abierto.

Aunque Darias animó a las regiones a limitar las actividades de ocio nocturno como consideren oportuno, descartó que se vuelva a instaurar el toque de queda nocturno.

“Un nuevo toque de queda no está sobre la mesa”, dijo, y añadió que su administración se había comprometido a enviar 5 millones de pruebas rápidas de antígenos para impulsar los esfuerzos de detección y que había ofrecido personal militar para ayudar en el rastreo de contactos.