Última hora
This content is not available in your region

Suecia aliviará las restricciones pandémicas manteniendo la vigilancia frente a la variante delta

Por Reuters
Sweden to ease pandemic curbs despite worries over mounting Delta cases
Sweden to ease pandemic curbs despite worries over mounting Delta cases   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Tamaño de texto Aa Aa

ESTOCOLMO, 12 jul – El Gobierno sueco ha dicho este lunes que seguirá adelante con la reducción prevista de las restricciones por la pandemia esta semana, pero advirtió que las nuevas variantes del virus exigen vigilancia, al tiempo que instó a la población a seguir las recomendaciones de distanciamiento social.

Suecia ha recurrido principalmente a medidas voluntarias para frenar la propagación de las infecciones, aunque también se han aplicado restricciones a los horarios de apertura de los restaurantes y límites a las multitudes en lugares como los centros comerciales.

Algunas restricciones ya se han suavizado y el país está dispuesto a eliminar los límites del número de pasajeros en el transporte de larga distancia, como los trenes, así como el número de compradores que podrán entrar en las tiendas el 15 de julio.

“Las cosas se están moviendo en la dirección correcta en nuestro país”, dijo el ministro de Industria y Comercio, Ibrahim Baylan, en una conferencia de prensa. “Paso a paso, estamos avanzando hacia una sociedad sin restricciones”.

Tras una tercera oleada durante la primavera, la tasa de infecciones ha descendido notablemente en toda Suecia, aliviando la presión sobre los hospitales, en una evolución que se atribuye principalmente al aumento de las vacunaciones y a un clima estival más cálido y menos propicio para las infecciones.

El 1 de julio se redujeron una serie de restricciones y se prevén nuevas medidas a lo largo de este año, en función de la evolución de la pandemia. Mientras tanto, la propagación de la variante delta, altamente infecciosa, en Suecia y en otros lugares de Europa ha suscitado preocupación.

Algo más de dos tercios de la población adulta sueca ha recibido al menos una dosis de la vacuna y la proporción de los que están totalmente protegidos ha ido aumentando de forma constante hacia el 50%.