Última hora
This content is not available in your region

Sí definitivo al plan de recuperación de 12 países de la UE

Access to the comments Comentarios
Por Arató László
euronews_icons_loading
EU commissioner for Economy Paolo Gentiloni talks with European Central Bank Vice-President Luis de Guindos during a Ecofin Council
EU commissioner for Economy Paolo Gentiloni talks with European Central Bank Vice-President Luis de Guindos during a Ecofin Council   -   Derechos de autor  JOHN THYS/AFP
Tamaño de texto Aa Aa

España recibe la luz verde definitiva. El plan de recuperación español ha sido aprobado por los ministros de Finanzas europeos.

Tanto España como los otros 11 países que han conseguido hoy el aprobado recibirán la primera parte de los fondos europeos en las próximas semanas. Se trata de un 13% del total. Para España unos 9.000 millones de euros.

"Es un gran día, pero esta claro que este día también tiene algunas obligaciones para los Estados. Ahora es importante como se cumplen los hitos, cómo se cumplen todas las metas que están en estos planes, y lo importante no es solo la cantidad de dinero, sino que también es importante la calidad del dinero, lo que significa que es importante cómo invertir", asegura el ministro de Finanzas de Eslovenia, Andrej Sircelj.

Bruselas destinara 750.000 millones de euros los Estados miembros en los próximos años para relanzar la economía europea tras la pandemia. Hasta la fecha, un total de 25 Estados miembros han presentado sus planes nacionales de recuperación. Bulgaria y Países Bajos son los únicos que aún no lo han hecho.

La Comisión Europea ya ha adoptado 16 planes. Pero en el caso de Hungría ha decidido ampliar el plazo de evaluación. Según el gobierno húngaro no está justificado. "Los documentos relacionados con el Fondo de Recuperación Húngaro son documentos excelentes, no hay ninguna razón real para que ninguna institución de la Unión Europea rechace el plan húngaro, se están llevando a cabo negociaciones. Mezclar la política y las finanzas europeas sería obviamente inaceptable si ese fuera el caso ", explica el ministro de Exteriores de Hungría, Peter Szijjarto.

El gobierno húngaro ha recibido muchas críticas por la opacidad de la contratación pública, el alto riesgo de corrupción y la nueva ley anti-LGBTI. Y todo esto, aunque no sea de forma oficial, parece complicar el trámite para aprobar el plan.