Última hora
This content is not available in your region

"Dar sepultura como se merece": Argentina supera 100.000 muertos por COVID en medio de crisis económica

Por Reuters
"Dar sepultura como se merece": Argentina se acerca a 100.000 casos de COVID en medio de crisis económica
"Dar sepultura como se merece": Argentina se acerca a 100.000 casos de COVID en medio de crisis económica   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Tamaño de texto Aa Aa

Por Agustin Marcarian y Miguel Lo Bianco

CÓRDOBA/BUENOSAIRES, 14 jul -Argentina superó el miércoles los 100.000 muertos por COVID-19 mientras enfrenta una segunda ola del virus sumida en una profunda crisis económica que dejó a casi la mitad de su población en la pobreza y altos índices de inflación.

Los argentinos fallecidos por coronavirus llegaron a 100.250 sobre un total de 4,7 millones de personas infectadas desde el inicio de la pandemia en marzo del año pasado, según un informe del Ministerio de Salud difundido el miércoles.

En las últimas 24 horas, Argentina confirmó 19.697 nuevos contagios y 614 muertos, según el informe.

“No solamente la pandemia está en nuestro país que nos ahoga. También hay una crisis económica muy grande”, dijo el sargento Gastón Rusichi, de 34 años, del Departamento de Unidades de Alto Riesgo (DUAR) de los bomberos de la provincia de Córdoba, quienes están expuestos a un alto riesgo por encargarse del traslado de los muertos.

Córdoba es el tercer distrito más afectado por la pandemia después de la provincia de Buenos Aires y la ciudad homónima, con más de 439.000 casos y cerca de 5.700 fallecidos.

“Muchos de los familiares que nos llaman, nos llaman llorando, no solamente por el fallecimiento del óbito, sino porque no cuentan con el dinero, no están en una situación económica acorde para poder darle una sepultura como se merece una persona”, agregó Rusichi, quien realiza turnos de trabajo de 12 horas en un traje encapsulado por razones de bioseguridad.

Tras recibir algunas críticas, el presidente Alberto Fernández ha acelerado el plan de vacunación, con el que pretende proteger en julio a cerca del 50% de la población de 45 millones de habitantes con al menos una dosis.

Mientras espera que la reducción de casos permita reactivar la economía, el Gobierno intenta contener una inflación que podría superar el 40% este año y paliar con subsidios una pobreza cercana al 42%, de cara a los comicios de medio término que enfrentará en noviembre.

“Creo que no se pudo haber evitado, me parece (las muertes). Nos tendríamos que encerrar absolutamente todos y es muy difícil. Hay que salir a la calle a ganarse el mango (el dinero) para poder comer y sobrevivir”, dijo Ezequiel González, un empleado de 35 años, en la localidad de Tigre, un suburbio de Buenos Aires.

“HE QUEDADOSOLA

Argentina ha vacunado a su población con dosis de los laboratorios Gamaleya, Sinopharm, AstraZeneca y Covishield, pero este mes modificó su normativa para la adquisición de vacunas y el domingo anunció un acuerdo con el laboratorio Moderna para comprar 20 millones de inoculaciones contra el coronavirus.

Si bien el país intensificó su campaña de vacunación en los últimos meses, muchos han criticado la lentitud del proceso y su fracaso para conseguir vacunas de otros laboratorios.

“Cada vida que se fue la cargo con mucho pesar en mí (…) Les garantizo que no vamos a parar en estos meses de vacunar a cada argentino y a cada argentina”, dijo el presidente Fernández el 9 de julio, en un acto por el Día de la Independencia.

Argentina es la tercera economía más grande de América Latina, una región que registra más de la mitad de las muertes por coronarivus en el mundo, según la Organización Panamericana de la Salud.

“He quedado sola. Somos varios hermanos pero estamos todos aislados por cada lado. Primero fue (murió) mi mamá y después mi padre. Como que uno ya no sabe qué (pensar) de esta enfermedad tan grave”, dijo Sandra del Valle Pereyra, de 50 años, al visitar la tumba de sus padres fallecidos por COVID-19 en el cementerio de San Vicente, en la capital de Córdoba.