Última hora
This content is not available in your region

La UE excluye al Reino Unido del pacto internacional sobre tribunales civiles

Por Reuters
EU bars Britain from cross-border pact on civil courts
EU bars Britain from cross-border pact on civil courts   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Tamaño de texto Aa Aa

Por Huw Jones

LONDRES, 16 jul – La Unión Europea ha impedido que el Reino Unido se adhiera a un acuerdo europeo para el reconocimiento de las sentencias de los tribunales en materia civil, una medida que podría aumentar los costes para los particulares y las pequeñas empresas que busquen reparación legal en el extranjero.

La pertenencia del Reino Unido al acuerdo, conocido como Convenio de Lugano, finalizó en diciembre del año pasado cuando abandonó por completo la UE, y las autoridades del bloque dijeron que se había rechazado una solicitud de reincorporación.

El Colegio de Abogados británico afirma que Lugano hace más accesibles los pleitos para un empleado con una queja o un consumidor defraudado por los productos, o un padre que intenta hacer cumplir una orden de manutención.

La Comisión Europea, en nombre de la UE, comunicó el mes pasado al organismo encargado del Convenio, el Consejo Federal Suizo, que el bloque “no estaba en condiciones” de dar su consentimiento a la adhesión del Reino Unido, anunció el viernes un portavoz de la Comisión.

Lugano determina qué tribunales en materia civil y mercantil de los países pueden tener competencia sobre los litigios transfronterizos entre los 27 Estados de la Unión Europea, Islandia, Noruega y Suiza.

También garantiza la ejecución de las sentencias para evitar el costoso ejercicio de pasar por los tribunales de cada país en relación a un pleito.

La City of London Corporation destacó el año pasado la importancia de volver a unirse a Lugano para mantener el papel de la capital británica en los servicios jurídicos mundiales. Dijo que se esperaba un gran aumento de los litigios transfronterizos después de la pandemia del COVID-19, ya que la gente buscaba recuperar sus pérdidas.

Los miembros de Lugano participan en cierta medida en el mercado interior de la UE de libre circulación de bienes, servicios, capitales y personas, algo que el Reino Unido ya no hace, según declaró la Comisión en mayo.

Islandia, Noruega y Suiza apoyaron la adhesión del Reino Unido, pero es necesario un acuerdo unánime para admitir a un nuevo miembro. Un grupo de expertos de los Estados miembros de la UE sobre cuestiones relacionadas con el Reino Unido compartió la postura de la Comisión y no se prevén más medidas, señaló.