This content is not available in your region

Castillo jura otra vez por presidencia de Perú en antiguo escenario de batalla de la independencia

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Sector minero de Perú, preocupado por dudas sobre Gobierno izquierdista de Castillo
Sector minero de Perú, preocupado por dudas sobre Gobierno izquierdista de Castillo   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021

LIMA, 29 jul – El presidente peruano, Pedro Castillo, juró otra vez el jueves a su investidura de forma simbólica en una región andina, que fue el escenario de una batalla de hace dos siglos y que selló la independencia del país sudamericano de la ocupación española.

Antes miles de personas que llegaron a la Pampa de la Quinua, en la región de Ayacucho, Castillo juró por “Dios y por la Patria”, en la ceremonia simbólica, parte de los actos por el bicentenario de la independencia del país andino.

“En este suelo de Ayacucho se consolidó la Independencia de Perú y de América”, dijo en un discurso. “En este día, Perú del bicentenario rinde homenaje a estos héroes de la región”, agregó luciendo su tradicional sombrero de ala ancha.

La ceremonia, en medio de bailes y música andina y banderas roja y blanca, contó con la presencia de algunas delegaciones y autoridades extranjeras, entre ellos el presidente de Chile, Sebastián Piñera, y el presidente de Bolivia, Luis Arce.

La batalla de Ayacucho en la Pampa de la Quinua, que se desarrolló el 9 de diciembre de 1824, fue el último gran enfrentamiento terrestre de las guerras donde se venció a las fuerzas del Ejército español y selló la independencia de Perú y de gran parte de América Latina, según historiadores.

Castillo juró oficialmente para el cargo el miércoles en el Congreso unicameral, donde anunció en su primer mensaje a la nación que buscará una reforma de la Constitución que permita un referéndum y una asamblea constituyente, con el objetivo de reescribir la actual Carta Magna vigente desde 1993.

El líder de izquierda ganó las elecciones del 6 de junio por sólo unos 44.000 votos a la derechista Keiko Fujimori, tras una amarga batalla legal por el resultado. Su rival, la hija del encarcelado expresidente Alberto Fujimori, ha prometido luchar contra lo que llama los planes comunistas del nuevo mandatario.