Última hora
This content is not available in your region

Rusia le dice a periodista de la BBC que se vaya, en roce con Reino Unido

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Rusia pide a una periodista de la BBC que se marche en una disputa diplomática con Reino Unido -TV estatal
Rusia pide a una periodista de la BBC que se marche en una disputa diplomática con Reino Unido -TV estatal   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Tamaño de texto Aa Aa

Por Andrew Osborn

MOSCÚ, 13 ago -Rusia comunicó a una periodista de la BBC que trabaja en Moscú que debía abandonar el país a finales de este mes, en represalia por lo que calificó como discriminación por parte de Londres contra los periodistas rusos que trabajan en Gran Bretaña, informó la televisión estatal a última hora del jueves.

En una medida inusual, que refleja un mayor deterioro de los dañados lazos entre Londres y Moscú, el canal de televisión Rossiya-24 dijo que Sarah Rainsford, una de las dos corresponsales en inglés de la cadena británica en Moscú, se iría a casa, en lo que llamó “una deportación histórica”.

La medida, una expulsión de facto, se produce después de que, antes de las elecciones parlamentarias de septiembre, se tomaron medidas enérgicas contra medios de comunicación en lengua rusa en el país, que las autoridades consideran respaldados por intereses extranjeros malintencionados que pretenden avivar el malestar.

Según Rossiya-24, las autoridades rusas han decidido no renovar la acreditación de Rainsford para trabajar como periodista extranjera en Moscú más allá de finales de este mes, cuando expira su visado.

La decisión responde a la negativa de Londres a renovar o expedir visados a los periodistas rusos en Gran Bretaña.

La cadena citó el trato que da Gran Bretaña a la emisora rusa RT, respaldada por el Estado, y al medio de comunicación estatal Sputnik, diciendo que ninguno de los dos podía acreditarse en Gran Bretaña para cubrir eventos internacionales.

El gobierno británico no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios.

“Sarah Rainsford se va a casa. Según nuestros expertos, a esta corresponsal de la oficina de la BBC en Moscú no se le prorrogará el visado porque Gran Bretaña, en el ámbito de los medios de comunicación, ha cruzado todas nuestras líneas rojas”, dijo Rossiya-24.

“La expulsión de Sarah Rainsford es nuestra respuesta simétrica”, añadió.

Tim Davie, director general de la BBC, calificó la expulsión como “un ataque directo a la libertad de los medios de comunicación, que condenamos sin reservas”.