Última hora
This content is not available in your region

Evacuaciones toman impulso en Afganistán mientras los talibanes prometen la paz

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Evacuaciones toman impulso en Afganistán mientras los talibanes prometen la paz
Evacuaciones toman impulso en Afganistán mientras los talibanes prometen la paz   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Tamaño de texto Aa Aa

KABUL, 18 ago – Más de 2.200 diplomáticos y civiles han sido evacuados de Afganistán en vuelos militares, informó un funcionario de seguridad occidental el miércoles, mientras los talibanes hacían sus primeros esfuerzos para establecer un gobierno tras su ofensiva relámpago sobre la capital.

Los talibanes han dicho que quieren la paz, que no se vengarán de sus viejos enemigos y respetarán los derechos de las mujeres en el marco de la ley islámica. No obstante, miles de afganos, muchos de los cuales ayudaron a las fuerzas extranjeras apoyadas por Estados Unidos durante dos décadas, están desesperados por salir.

“Continuamos con un impulso muy fuerte, la logística no muestra lagunas por el momento”, sostuvo el funcionario de seguridad occidental a Reuters. Asimismo, indicó que no está claro cuándo se reanudarán los vuelos civiles.

El funcionario dijo que entre los que están saliendo hay personal diplomático, empleados de seguridad foráneos y afganos que trabajaron para las embajadas, pero no detalló cuántos nacionales había entre las 2.200 personas que se fueron.

Los talibanes, que combatían desde su derrocamiento en 2001 para expulsar a las fuerzas extranjeras, tomaron Kabul el domingo, ante la retirada de las tropas occidentales lideradas por Estados Unidos bajo un acuerdo que incluye la promesa talibana de no atacar cuando se vayan.

Las fuerzas estadounidenses que controlan el aeropuerto tuvieron que detener los vuelos el lunes, después de que miles de aterrados afganos invadieron la pista buscando un vuelo de salida. Las operaciones se reanudaron el martes, cuando se pudo controlar la situación.

El miércoles, 17 personas resultaron heridas en una estampida en una puerta del aeropuerto, dijo un funcionario de seguridad de la OTAN. Se ha pedido a los civiles que quieren huir que no acudan a no ser que tengan un pasaporte y visa para viajar, indicó, agregando que no escuchó ningún reporte de violencia por combatientes talibanes en el aeropuerto.

Reino Unido dijo que logró sacar unas mil personas, mientras que Alemania extrajo a 130. Francia señaló que evacuó a 25 de sus nacionales y a 184 afganos, mientras que Australia afirmó que llegaron 26 personas en su primer vuelo desde Kabul.

“Todos quieren salir”, dijo un afgano que llegó a Fráncfort el miércoles con su mujer y su hijo en un vuelo vía Tashkent. “Nosotros nos salvamos, pero no pudimos salvar a nuestras familias”.

Mientras consolidaban el poder, los talibanes afirmaron que uno de sus líderes y cofundadores, el mulá Abdul Ghani Baradar, había regresado a Afganistán por primera vez en más de 10 años. Un funcionario talibán declaró que sus líderes se mostrarán al mundo, a diferencia del pasado, cuando vivían en secreto.

“El mundo verá a todos nuestros líderes de forma lenta y gradual”, dijo a Reuters. “No habrá sombra de secreto”.

Un comandante talibán y destacado líder del grupo militante de la Red Haqqani, Anas Haqqani, se reunió con el expresidente afgano Hamid Karzai para conversar, dijo un funcionario talibán, en el marco de sus esfuerzos iniciales para establecer un gobierno.

Los talibanes celebraron el martes su primera rueda de prensa desde su regreso a Kabul, insinuando que impondrán sus leyes de forma más laxa que durante su duro gobierno de 1996-2001.

“No queremos enemigos internos ni externos”, dijo a los medios el principal portavoz del movimiento, Zabihullah Mujahid. Las mujeres podrán trabajar y estudiar y “serán muy activas en la sociedad, pero dentro del marco del Islam”, añadió.

Durante su gobierno, guiado igualmente por la ley religiosa de la ‘sharia’, las mujeres no tenían permiso para trabajar, las niñas no podían ir al colegio y las mujeres debían vestir ‘burqas’ que las cubrían por completo para salir, solo acompañadas por un familiar masculino.

“EL TIEMPO LO DIRÁ

El primer ministro británico, Boris Johnson, se hizo eco de las palabras de los líderes de otros países occidentales y sostuvo que los talibanes serán juzgados por sus acciones.

“Juzgaremos a este régimen basándonos en las decisiones que adopte, y por sus acciones más que por sus palabras, por su actitud hacia el terrorismo, la delincuencia y las drogas, así como por el acceso humanitario y los derechos de las niñas a recibir una educación”, dijo Johnson al Parlamento.

Reino Unido indicó que recibirá hasta 5.000 afganos durante el primer año de un nuevo programa de reasentamiento que dará prioridad a las mujeres, las niñas y las minorías religiosas y de otro tipo.

Muchos afganos también se muestran escépticos ante las promesas de los talibanes. Algunos dijeron que lo único que pueden hacer es esperar y ver.

“Mi familia vivió bajo los talibanes y tal vez realmente quieran cambiar o hayan cambiado, pero solo el tiempo lo dirá y va a quedar claro muy pronto”, dijo Ferishta Karimi, que dirige una sastrería para mujeres.

Mujahid dijo que los talibanes no buscarán represalias contra los antiguos soldados y miembros del gobierno, y que están concediendo una amnistía a los antiguos soldados, así como a los contratistas y traductores que trabajaban para las fuerzas internacionales.

“Nadie va a hacerles daño, nadie va a llamar a sus puertas”, afirmó, añadiendo que hay una “enorme diferencia” entre los talibanes de ahora y los de hace 20 años.