Última hora
This content is not available in your region

El primer ministro australiano dice que el "día de la marmota" del COVID terminará cuando haya más vacunados

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
El primer ministro australiano dice que el "día de la marmota" del COVID terminará cuando haya más vacunados
El primer ministro australiano dice que el "día de la marmota" del COVID terminará cuando haya más vacunados   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Tamaño de texto Aa Aa

SÍDNEY, 23 ago – Australia debe empezar a aprender a vivir con la COVID-19 cuando se alcancen los objetivos de vacunación más altos, dijo el lunes el primer ministro Scott Morrison, a pesar de las preocupaciones en algunos estados sobre el impacto de un aumento de los casos en Sídney.

Con más de la mitad de los australianos confinados desde hace semanas para frenar la propagación de la variante delta, altamente infecciosa, Morrison dijo que el país tenía que avanzar y empezar a reducir las restricciones a medida que más personas se vacunaran.

“(Los confinamientos) no pueden durar para siempre. Esta no es una forma sostenible de vivir en este país”, dijo durante una conferencia de prensa televisada en Canberra.

“Este día de la marmota tiene que terminar, y terminará cuando empecemos a llegar al 70% y al 80% (de tasas de vacunación)”.

Morrison habló justo cuando entraron en vigor restricciones más estrictas en la mayor ciudad de Australia, Sídney. Desde el lunes, es obligatorio el uso de mascarilla fuera de casa, excepto para hacer ejercicio, y se ha establecido un toque de queda nocturno en las 12 zonas municipales más afectadas.

El Gobierno federal presentó el mes pasado un plan de cuatro etapas para relajar las restricciones una vez que el 70% de sus 25 millones de personas mayores de 16 años estén vacunadas, y es “poco probable” que se requieran confinamientos estrictos.

Cuando la cobertura de vacunación alcance el 80%, sólo serán necesarios “cierres muy selectivos” y los australianos vacunados podrán viajar libremente entre estados.

Han surgido diferencias entre los estados que quieren mantener un enfoque en la supresión del virus y el estado más grande de Nueva Gales del Sur, que está buscando un camino para salir del confinamiento a través de la vacunación después de un gran brote de la variante delta.

Los estados de Australia Occidental y Queensland, que en su mayoría están libres del coronavirus, han señalado que podrían mantener algunas restricciones incluso cuando se alcancen los objetivos de vacunación.