Última hora
This content is not available in your region

"No debió pasar": el Pentágono busca respuestas para mortal ataque aeropuerto Kabul

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
"No debió pasar": el Pentágono busca respuestas para mortal ataque aeropuerto Kabul
"No debió pasar": el Pentágono busca respuestas para mortal ataque aeropuerto Kabul   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Tamaño de texto Aa Aa

Por Idrees Ali

WASHINGTON, 28 ago – Para el miércoles por la noche, las agencias de inteligencia estadounidenses estaban casi seguras de que un ataque era inminente afuera del aeropuerto de Kabul, lo que provocó una advertencia del Departamento de Estado a los ciudadanos estadounidenses para que abandonaran el área de inmediato.

Poco más de 12 horas después, un atacante suicida caminó entre la gran multitud hasta una puerta controlada por tropas estadounidenses y detonó explosivos, provocando la muerte de al menos 13 miembros del servicio estadounidense y 79 afganos.

Fue un cierre trágico para la presencia militar de 20 años de Estados Unidos en Afganistán, la mayor pérdida de vidas para el ejército estadounidense allí en una década, en medio de la retirada total de las tropas para el 31 de agosto ordenada por el presidente Joe Biden.

¿Cómo logró el atacante atravesar los puntos de control de los talibanes? ¿Por qué las tropas estadounidenses estaban en un espacio tan concentrado cuando sabían que un ataque era inminente?

“Fue un fracaso en alguna parte”, dijo a los periodistas el general Frank McKenzie, jefe del Comando Central de Estados Unidos, horas después del ataque, que fue reivindicado por el Estado Islámico del Gran Jorasán, la afiliada afgana de EI.

Funcionarios estadounidenses, que hablaron bajo condición de anonimato, declararon que las condiciones para el ataque se establecieron con meses de anticipación.

Dijeron a Reuters que semanas antes de que comenzara la evacuación tras la toma de la capital por los talibanes, el ejército había estado pidiendo aprobaciones para sacar del país a los afganos en riesgo.

Pero la lentitud del procesamiento y la imposibilidad de asegurar el alojamiento de los evacuados en terceros países ralentizaron el ritmo de las salidas, según los funcionarios, en un momento deteniendo todos los vuelos desde Kabul durante seis horas.

Eso significaba que las tropas estaban en primera línea en las puertas del aeropuerto ante el caos exterior.

“Esto no debió pasar”, dijo a Reuters un funcionario militar estadounidense. “No debieron morir”.

DEBATESOBREBAGRAM

En la vorágine de críticas contra Biden por la peligrosa evacuación de estadounidenses y afganos que trabajaban para los estadounidenses, algunos han cuestionado su decisión de devolver la base aérea de Bagram en julio, con mucho la instalación militar más grande de Estados Unidos en Afganistán.

Algunos legisladores republicanos han argumentado que si la base se hubiera mantenido abierta, la evacuación habría sido más ordenada.

Funcionarios estadounidenses rechazaron esos argumentos.

Un funcionario de defensa de Estados Unidos, que habló bajo condición de anonimato, dijo que se habrían necesitado aproximadamente 8.000 soldados estadounidenses para asegurar Bagram, que probablemente habría sido atacado por los talibanes cuando llegaron al poder. Los estadounidenses que quisieran salir de la capital se habrían enfrentado a un viaje de 40 minutos a través de los puestos de control de los talibanes.

En las próximas horas, Estados Unidos centrará su atención en retirar los aproximadamente 5.000 soldados en el aeropuerto de Kabul. La Casa Blanca sostuvo el viernes que los próximos días probablemente serán los más peligrosos de la operación.

Militantes de EI ya han disparado contra aviones durante la operación de evacuación, pero con poco éxito, según funcionarios, quienes agregaron que ataques con cohetes y atentados suicidas con bombas serán una amenaza mayor a medida que disminuya el número de tropas estadounidenses.

Se espera que los militares continúen sacando a los evacuados incluso cuando retiren equipos y tropas, aunque se espera que el número disminuya vertiginosamente.

Las autoridades dijeron que la retirada fue particularmente compleja por la mezcla de amenazas a la seguridad junto con una crisis humanitaria que tiene lugar fuera del aeropuerto.

A diferencia de muchas retiradas militares anteriores, como la de Irak en 2011, los grupos militantes han podido desarrollar planes que se centran en un solo objetivo, el aeropuerto, en lugar de en varias bases estadounidenses.

Los planificadores militares también están desesperados por evitar que se repita la situación en la que miles de afganos desesperados irrumpieron en la pista con la esperanza de subirse a un avión. Varios murieron, algunos cayeron de las naves aéreas.

Uno de los funcionarios estadounidenses dijo que el momento “Saigón” de Biden, la tristemente célebre evacuación estadounidense de Vietnam en 1975, podría concretarse cuando los afganos fuera del aeropuerto se den cuenta de que las etapas finales de la retirada militar de Washington están en marcha.