Última hora
This content is not available in your region

Lluvia récord provocada por Ida inunda casas del área de Nueva York; al menos 26 muertos

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Las inundaciones provocadas por Ida obstaculizan los viajes en noreste de EEUU
Las inundaciones provocadas por Ida obstaculizan los viajes en noreste de EEUU   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Tamaño de texto Aa Aa

Por Barbara Goldberg y Nathan Layne

MAPLEWOOD, EEUU, 2 sep -Repentinas inundaciones mataron al menos a 26 personas en el noreste de Estados Unidos, donde los restos del huracán Ida desataron lluvias torrenciales que arrasaron con automóviles, sumergieron las líneas del metro de la ciudad de Nueva York y dejaron en tierra los vuelos de las aerolíneas, dijeron autoridades el jueves.

En grandes áreas de Nueva York, Nueva Jersey, Connecticut y Pensilvania, los residentes pasaron el día lidiando con sótanos inundados, cortes de energía, techos dañados y llamadas de ayuda de amigos y familiares varados por las inundaciones.

Al menos 12 residentes de la ciudad de Nueva York perdieron la vida, junto con nueve en el área metropolitana de Nueva Jersey. Entre los decesos, tres personas murieron en un sótano en el distrito de Queens de la ciudad de Nueva York, mientras que cuatro residentes de Elizabeth, Nueva Jersey, perecieron en un complejo de viviendas públicas que fue inundado por casi 2 metros y medio de agua.

Las carreteras se transformaron en minutos en torrentes parecidos a ríos, cuando aguaceros cayeron el miércoles por la noche, dejando atrapados a conductores bajo las crecientes aguas. En el condado de Somerset, Nueva Jersey, al menos cuatro automovilistas murieron, dijeron las autoridades.

“Lamentablemente, unas personas más han fallecido como resultado de esto”, dijo el gobernador de Nueva Jersey, Phil Murphy, en una reunión informativa en Mullica Hill, en la parte sur del estado, donde un tornado destrozó varias casas.

El daño se produjo tres días después de que Ida, uno de los huracanes más poderosos que jamás haya azotado la costa del Golfo de Estados Unidos, tocara tierra el domingo en Luisiana, destruyendo comunidades enteras.

Pero la pérdida de vidas en el noreste eclipsó la cifra confirmada de nueve muertos relacionados con la tormenta en Luisiana.

En Conshohocken, en las afueras de Filadelfia, el río Schuylkill inundó hoteles, almacenes y condominios que están en su borde. Los escuadrones de emergencia estaban esperando a que las aguas retrocedieran el jueves antes de comenzar las evacuaciones de posiblemente cientos de personas que viven en apartamentos cercanos, dijeron autoridades.

Cuatro personas murieron en los suburbios de Filadelfia como resultado de la tormenta, según la portavoz del condado, Kelly Cofrancisco. Y un policía estatal de Connecticut falleció después de que su patrullero fue arrastrado por las inundaciones en la ciudad de Woodbury la madrugada del jueves, dijo la policía estatal.

LLUVIASRÉCORD

Los remanentes de Ida trajeron de 15 a 20 centímetros de lluvia a una franja del noreste desde Filadelfia a Connecticut y establecieron un récord de lluvia por hora de 8 centímetros para Manhattan, rompiendo uno establecido hace menos de dos semanas, dijo el Servicio Meteorológico Nacional.

Los 18 centímetros de lluvia que cayeron en la ciudad de Nueva York el miércoles fueron la quinta cantidad diaria más alta de la ciudad, aseguró el servicio.

Funcionarios de Nueva York atribuyeron gran parte de las inundaciones al alto volumen de lluvia en un corto período, en vez del total diario, que estaba dentro de las predicciones.

“Debido al cambio climático, desafortunadamente, esto es algo con lo que tendremos que lidiar con gran regularidad”, dijo Kathy Hochul, la reciente investida gobernadora de Nueva York.

El número de desastres provocados por el cambio climático, como inundaciones y olas de calor, se ha quintuplicado en los últimos 50 años, según un informe publicado esta semana por la Organización Meteorológica Mundial, una agencia de la ONU.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo el jueves que el gobierno federal estaba listo para brindar “toda la asistencia necesaria”.

Los gobernadores de Nueva York y Nueva Jersey, que declararon emergencias en sus estados el miércoles, instaron a los residentes a quedarse en casa, mientras las cuadrillas trabajaban para despejar las carreteras y restablecer el servicio del metro y las líneas de trenes de cercanías que atienden a millones de residentes.