Última hora
This content is not available in your region

"Tan violento, tan repentino": juicio podría ayudar a Francia a asimilar ataques de 2015

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
"Tan violento, tan repentino": juicio podría ayudar a Francia a asimilar ataques de 2015
"Tan violento, tan repentino": juicio podría ayudar a Francia a asimilar ataques de 2015   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Tamaño de texto Aa Aa

Por Michaela Cabrera y Ingrid Melander

PARÍS, 6 sep – La vida del profesor de historia Christophe Naudin se hizo añicos hace seis años, cuando lo que debería haber sido una agradable velada en un concierto se convirtió en el objetivo de los yihadistas que perpetraron el ataque más mortal sufrido por Francia en tiempos de paz.

Unas 130 personas murieron y cientos resultaron heridas en el asalto múltiple con armas y bombas realizado en París el 13 de noviembre de 2015, en la sala de conciertos Bataclan, seis bares y restaurantes y el perímetro de un estadio deportivo.

Naudin espera que el juicio de los sospechosos que comenzará el miércoles en París ayude a la gente a comprender mejor lo que sucedió esa noche.

“Lo que me importa es lo que dirán las víctimas, sus padres y seres queridos, para que la gente realmente entienda”, dijo. “Y me gustaría que fuera instructivo: quiénes eran los terroristas, por qué hicieron eso, cómo se organizó”.

Naudin, de 45 años, logró encerrarse en un almacén con otros 20 asistentes al concierto durante el ataque. Salió ileso de su terrible experiencia, pero desde entonces ha sufrido estrés postraumático, con ansiedad y dolor en el brazo, y dice que ahora tiene una visión muy pesimista de la vida.

Ha estado trabajando con un terapeuta para que asuntos cotidianas, como que alguien golpee la puerta de un automóvil, no le provoquen recordatorios estresantes del ataque.

“Vi mucha gente muerta, sobre todo cuando fuimos evacuados (…) Tuve que pasar por encima de un cuerpo”, dijo.

Naudin asistirá a algunas audiencias, pero dice que no le importa lo que pase con los acusados, incluido Salah Abdeslam, un francomarroquí de 31 años que es el único sobreviviente del grupo sospechoso de llevar a cabo los ataques. Los demás se inmolaron o fueron abatidos por la policía durante el ataque.

En lo que será un juicio sin precedentes de nueve meses, celebrado bajo alta seguridad, otros 19 sospechosos están acusados de ayudar a proporcionar armas y automóviles o por desempeñar un papel en la organización de lo que se conoce como “el 11 de septiembre de Francia”.

Seis de esas personas serán juzgadas en ausencia y el veredicto se espera para mayo de 2022.

Jean-Pierre Albertini, de 76 años, ha pasado los seis años transcurridos desde la muerte de su hijo Stephane de 39 en Bataclan tratando de entender qué sucedió y por qué. Con lágrimas en los ojos, recuerda lo que han pasado su familia y otras víctimas.

“El día que te afecta es tan violento, tan repentino. Atacaron a personas (…) de entre 20 y 40 años, es una generación que fue masacrada”, dijo. “En el juicio y por eso al principio no quería ir sé que escucharemos historias una peor que la otra”.

Cambió de opinión después de que víctimas o familiares de víctimas de otros ataques recientes en Francia, como el efectuado contra el periódico Charlie Hebdo, le dijeron que los juicios los habían ayudado.

Molesto por los errores policiales en los años previos al ataque, Albertini dice que espera que comprender lo que sucedió pueda ayudar a arreglar las cosas y prevenir otras nuevas. No obstante, no espera que el proceso brinde ningún alivio: “El juicio no resucitará a los muertos”.