This content is not available in your region

Madrid dice que Puigdemont debe someterse a la justicia española

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
España dice que Puigdemont debe enfrentarse a los tribunales españoles
España dice que Puigdemont debe enfrentarse a los tribunales españoles   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021

MADRID/ROMA, 24 sep -El Gobierno español exigió el viernes la extradición del líder separatista catalán Carles Puigdemont para que se enfrente a la acusación de sedición en España, tras ser detenido por la policía italiana en Cerdeña.

El expresidente de la región española de Cataluña debe comparecer ante un tribunal de apelación en la ciudad sarda de Sassari el viernes.

Agostinangelo Marras, abogado de Puigdemont en Cerdeña, dijo a la agencia de noticias italiana ANSA que el tribunal decidirá si confirma su detención o lo pone en libertad, pero no decidirá en la audiencia del viernes si debe ser extraditado.

El arresto de Puigdemont puede despertar emociones entre sus partidarios, lo que podría complicar un nuevo intento del Gobierno español de mantener conversaciones con el Gobierno independentista de Cataluña sobre el futuro de la región.

La policía acordonó algunas calles de la capital catalana, Barcelona, después de que varios cientos de manifestantes se reunieran frente al consulado italiano, ondeando banderas separatistas catalanas y coreando “Puigdemont es nuestro presidente” y “Liberen a Puigdemont”.

Puigdemont, de 58 años, vive en un exilio autoimpuesto en Bélgica desde finales de 2017 después de que España lo acusara de ayudar a organizar un referéndum de independencia de 2017 considerado ilegal por los tribunales españoles.

Es diputado del Parlamento Europeo desde 2019, pero fue detenido por la policía fronteriza italiana en el aeropuerto de Alghero cuando llegaba a Cerdeña desde Bruselas para asistir a un acto cultural el jueves por la noche.

“El señor Puigdemont debe someterse a la acción de la Justicia exactamente igual que cualquier otro ciudadano”, dijo la oficina del presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, en un comunicado.

Si es extraditado, es probable que Puigdemont se enfrente al mismo juicio del Tribunal Supremo que condenó a nueve líderes independentistas catalanes a largas penas de prisión en 2019 por su papel en el intento de separación de España de 2017.

El Gobierno español los indultó en junio, pero dijo que Puigdemont todavía tenía que enfrentarse a la justicia en España.

ORDEN DE ARRESTO

Sobre Puigdemont pesaba una orden de detención europea emitida por España y el Parlamento Europeo le retiró la inmunidad en marzo.

En 2018, Puigdemont fue detenido en Alemania pero evitó la extradición. Bélgica ha rechazado todas las peticiones de extradición de España hasta la fecha y Puigdemont viajó a París la semana pasada sin aparentes dificultades.

Paul Bekaert, abogado de Puigdemont en Bélgica, dijo a Reuters que no debería haber sido detenido en Italia. Según el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), debería estar libre hasta que el tribunal resuelva un recurso contra la decisión del Parlamento Europeo de retirar la inmunidad de Puigdemont, dijo.

“Me sorprende (que haya sido detenido) porque existe la obligación de España en Luxemburgo de no continuar con la orden (de detención) europea. Creo que hay un malentendido. Si España no respeta esa obligación, habrá problemas”, dijo.

El TJCE declinó hacer comentarios inmediatos sobre la detención.

Carme Segura, una manifestante de 60 años en Barcelona, dijo: “Esta detención es una injusticia porque el presidente Puigdemont es una persona elegida democráticamente”.

Jordi Sánchez, secretario general del partido de Puigdemont y uno de los separatistas indultados, declaró al canal local TV3 que la declaración del Gobierno español era incoherente con su objetivo de buscar el diálogo y la reconciliación con Cataluña.

La detención se produjo una semana después de que Sánchez relanzara las conversaciones con el Gobierno independentista de Cataluña, donde el partido de Puigdemont, Junts, forma parte de la coalición gobernante. Las conversaciones tienen como objetivo fomentar la reconciliación con la región del noreste tras su fallido intento de independencia en 2017.

También se producen en un momento complicado para el Gobierno central, ya que ha puesto en marcha el proceso presupuestario de 2022 y necesita el respaldo de los partidos catalanes para aprobarlo.