This content is not available in your region

Los países de la OCDE acuerdan un tipo mínimo de Sociedades del 15% para 2023

Access to the comments Comentarios
Por Euronews en español  con EFE
euronews_icons_loading
Los países de la OCDE acuerdan un tipo mínimo de Sociedades del 15% para 2023
Derechos de autor  Francois Mori/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved.

Importante acuerdo fiscal en la OCDE sobre la tributación de la grandes multinacionales. Un total de 136 países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos pactaron este viernes el establecimiento de un impuesto mínimo del 15 por ciento en Sociedades a partir del año 2023. Una importantísima recaudación que superaría los 100.000 millones de euros.

"Este acuerdo abre el camino a una verdadera revolución fiscal para el siglo XXI", decía el ministro de Finanzas de Francia Bruno le Maire. "Es una revolución fiscal, porque no vamos a retroceder. Es una revolución fiscal porque crea más justicia en términos de impuestos. Por fin los gigantes digitales pagarán su justa cuota de impuestos en los países donde obtienen beneficios, incluido Francia".

Una vez se ponga en marcha esta tributación, los cerca de 108.000 millones de euros recaudados de los beneficios de cerca de un centenar de grandes empresas serían repartidos entre todos aquellos territorios en las que estas operan, independientemente de que tengan o no sede allí.

Y es que las grandes empresas digitales operan en todo el mundo pero pagan impuestos en países sede elegidos por su baja fiscalidad. El acuerdo, previsto para estas empresas, acabó no obstante extendiéndose a las compañías multinacionales de cualquier sector. La distribución de lo recaudado, según la OCDE, es más justa y más acorde a un adecuado sistema fiscal global.

Los 136 países firmantes abarcan más del 90 por ciento del PIB mundial sobre los 140 que participan en las negociaciones, y trata de evitar que estas grandes empresas usen paraísos fiscales para evitar pagar más impuestos. El acuerdo será ahora debatido en la cumbre del G20, los próximos 30 y 31 de octubre en Roma, con la intención de ponerlo en marcha a partir de 2023.