This content is not available in your region

COVID-19: Grecia está muy cerca de la normalidad

Access to the comments Comentarios
Por Euronews
euronews_icons_loading
COVID-19: Grecia está muy cerca de la normalidad
Derechos de autor  STR/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved.

Las personas vacunadas y las que han pasado la covid ya pueden tener una vida en Grecia muy parecida a la de antes de la pandemia. En los cafés, restaurantes y discotecas ya es posible ponerse de pie, no llevar mascarilla y bailar.

En Tesalónica, los ciudadanos han inundado los bares del centro de la ciudad recordando lo que es divertirse sin restricciones. Muchos están exultantes: "Es increíble que estemos todos juntos en nuestros bares favoritos con muy buenos amigos, ¡es perfecto!". Otro ciudadano detalla que "estamos muy contentos de volver a salir a la calle. Nos hemos vacunado y nos sentimos seguros. Era algo que necesitábamos. De acuerdo, salimos principalmente para comer. Sin embargo, ahora es algo diferente. A Tesalónica le encanta la vida nocturna y la disfrutamos mucho".

Para los profesionales, la vuelta a la normalidad supone un gran alivio económico después de muchos meses de normas estrictas y suspensión del trabajo. Los empresarios saben que sus medidas disgustaran a aquellos que rechazan vacunarse, pero no están dispuestos a arriesgar el futuro de su negocio, como advierte Panos Karassavidis, miembro de la asociación de hostelería de Tesalónica: "En caso de que alguien no vacunado proteste, simplemente no entrará en nuestro restaurante. Las normas son estrictas y el riesgo es grande para nuestros negocios y para los vacunados"

Dimitris Fystas es propietario de restaurantes y clubes nocturnos, y recuerda que "Hasta ahora es cierto que hemos sufrido un gran desastre. En invierno, los locales estuvieron cerrados durante 20 meses, desde marzo de 2020. Ahora, poco a poco, esperamos volver a los buenos tiempos. Esperamos que pronto podamos aceptar a todos los ciudadanos, después de que se hayan vacunado"

Las nuevas medidas dan una sensación de libertad a los turistas de la ciudad. Los jóvenes, en particular, ven que pueden moverse sin tener que llevar mascarillas, pero no olvidan que deben tener siempre su certificado de vacunación a mano. Una de ellas dice sentirse muy bien "porque es el primer día y somos de fuera. Así que es muy agradable estar fuera sin mascarilla Todos los bares están abiertos, la economía vuelve a fluir."

Los trabajadores no vacunados deben someterse a una prueba rápida cada semana, por la que tienen que pagar diez euros. Todos los empleados deben llevar mascarillas.