This content is not available in your region

Primer ministro británico Johnson visita la iglesia en la que murió legislador apuñalado

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Primer ministro británico Johnson visita la iglesia en la que murió legislador apuñalado
Primer ministro británico Johnson visita la iglesia en la que murió legislador apuñalado   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021

Por Peter Nicholls y Ben Makori

LEIGH-ON-SEA, Inglaterra, 16 oct – El primer ministro británico, Boris Johnson, colocó el sábado un ramo de flores ante la iglesia en la que murió apuñalado un legislador un día antes, y la policía dispuso de más tiempo para interrogar al hombre detenido bajo leyes contra el terrorismo por ser sospechoso de asesinato.

El ataque contra David Amess, del Partido Conservador de Johnson, se produjo cinco años después del asesinato de Jo Cox, legisladora del opositor Partido Laborista, y ha motivado una revisión de la seguridad de los políticos electos.

Amess, de 69 años, fue acuchillado repetidamente cerca del mediodía del viernes en Leigh-on-Sea, al este de Londres, durante una reunión con sus electores en una iglesia.

La policía arrestó a un británico de 25 años en el lugar como sospechoso de asesinato. La policía ha dicho que se cree que el hombre actuó solo.

En un comunicado a primera hora del sábado, la policía dijo que las primeras investigaciones habían revelado una posible motivación vinculada al extremismo islamista. Más tarde, el sábado, la policía dijo que se le había concedido una orden para detener al hombre hasta el viernes, antes de tener que decidir si presenta cargos en su contra.

Johnson, la ministra del Interior, Priti Patel, y el líder del Partido Laborista, Keir Starmer, fueron algunos de los que depositaron flores en homenaje a Amess en el lugar del asesinato.

“A la memoria del miembro del parlamento Sir David Amess, un buen legislador, un colega y amigo muy querido”, escribió Johnson a mano en una nota que colocó en las flores, añadiendo en un mensaje de Twitter que sus pensamientos estaban con la familia y los amigos de Amess.

Johnson y Starmer guardaron un minuto de silencio antes de marcharse. Otros políticos, representantes de la policía y miembros del público acudieron a depositar flores y presentar sus respetos.

Mientras se sucedían los homenajes a Amess, los políticos describieron el ataque como un asalto a la democracia. Patel dijo que se estaba revisando y reforzando la seguridad de los legisladores.

“Se están poniendo en marcha todas las medidas para la seguridad de los diputados, de modo que puedan cumplir con sus obligaciones como miembros democráticos electos”, dijo Patel en un fragmento emitido tras la visita. “Vivimos en una sociedad abierta, en una democracia. No podemos dejarnos acobardar por ningún individuo”.