This content is not available in your region

Bélgica entra en su cuarta ola de infecciones de COVID-19

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Bélgica entra en su cuarta ola de infecciones de COVID-19
Bélgica entra en su cuarta ola de infecciones de COVID-19   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021

Por Marine Strauss

BRUSELAS, 22 oct – Los casos diarios de COVID-19 en Bélgica han alcanzado el nivel más alto en casi un año, lo que ha llevado a los expertos sanitarios a afirmar que ha comenzado una cuarta oleada de infecciones.

Los datos del instituto de salud belga Sciensano mostraron el viernes que el país registró casi 6.500 nuevos casos el 18 de octubre. Esa cifra es igual a la del 10 de noviembre de 2020, unos días antes de que el Gobierno impusiera un segundo confinamiento.

La media diaria de los últimos siete días se situó en más de 3.600 casos, un aumento de casi el 60% respecto a la semana anterior.

El país, que alberga las sedes de la Unión Europea y la OTAN y cuenta con 11 millones de habitantes, ha tenido una de las tasas percápita de mortalidad por COVID-19 más altas del mundo y es una de las naciones europeas en las que la llegada del invierno ha producido un aumento de los casos.

El comisario belga para la lucha contra el coronavirus, Pedro Falcon, declaró en una conferencia de prensa que las vacunas han podido evitar el 70% de las infecciones y el 90% de los ingresos hospitalarios, y que la gran mayoría de las personas hospitalizadas no estaban vacunadas.

El número de pacientes con COVID-19 en los hospitales superó los 1.000 por primera vez desde junio, y casi 100 nuevos pacientes están siendo admitidos al día, según Sciensano, lo que supone un aumento del 53% respecto a la semana anterior.

“El impacto en los ingresos hospitalarios y las muertes es mucho más limitado que en las dos primeras oleadas debido a la alta tasa de vacunación”, dijo el virólogo y portavoz de Sciensano, Steven Van Gucht.

Más de 8,5 millones de personas en Bélgica han sido vacunadas en su totalidad, es decir, el 74% de su población.

El Gobierno belga tiene previsto revisar sus medidas contra el coronavirus el 29 de octubre, aunque no se espera que anuncie un endurecimiento drástico.

Una posibilidad es que los pases COVID, necesarios para entrar en los cafés y gimnasios de Bruselas y, en breve, en la región meridional de Valonia, se extiendan a todo el país.