This content is not available in your region

Londres y París siguen enfrentados sobre desescalada de tensión pesquera

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Londres y París siguen enfrentados sobre desescalada de tensión pesquera
Londres y París siguen enfrentados sobre desescalada de tensión pesquera   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021

Por Elizabeth Piper y Michel Rose

ROMA, 31 oct – Reino Unido y Francia se enfrentaron nuevamente el domingo por su disputa pesquera post Brexit, ya que Londres pidió a París que retire sus amenazas y rechazó las afirmaciones de que se alcanzó algún tipo de acuerdo para intentar enfriar un pulso que, en última instancia, podría dañar al comercio.

Las dos partes mostraron imágenes diferentes de la reunión que celebraron el primer ministro británico, Boris Johnson, y el presidente francés, Emmanuel Macron, en los márgenes de la reunión del G-20 en Roma, y ​​había pocas señales de que la disputa vaya a resolverse.

Tras la reunión, un funcionario francés dijo que los líderes acordaron tratar de desescalar la disputa. No obstante, el portavoz de Johnson rechazó esa descripción y pidió a París que se mueva primero si Macron quiere aliviar la tensión.

“Dependerá de los franceses decidir si quieren alejarse de las amenazas que han hecho en los últimos días sobre el incumplimiento del acuerdo del Brexit. Eso será asunto de ellos”, dijo el portavoz de Johnson a los periodistas.

Las relaciones con Francia se han vuelto cada vez más tensas desde que los británicos votaron a favor de abandonar la Unión Europea en 2016. El pacto alcanzado recientemente por Reino Unido con Estados Unidos y Australia hizo poco para generar confianza con París.

En el corazón de la disputa está la pesca, un asunto que complicó las conversaciones del Brexit durante años, no por su importancia económica sino por el enorme significado político para ambos líderes. Si no se resuelve, podrían ponerse en marcha medidas para resolver disputas previstas en el acuerdo comercial del Brexit tan pronto como la próxima semana.

París ha dicho que podría imponer medidas específicas a partir del martes, incluido el aumento de algunos controles, si no se resuelve la disputa, que se desencadenó cuando Francia acusó a Reino Unido de emitir solo la mitad de las licencias a las que cree que tiene derecho.

Londres rechaza la acusación y dice que distribuye licencias para pescar en sus aguas según las reglas previstas en el acuerdo de Brexit. La disputa se intensificó cuando los franceses capturaron un pesquero británico esta semana.