This content is not available in your region

Austria restringe derechos a los no vacunados

Access to the comments Comentarios
Por Johannes Pleschberger
euronews_icons_loading
Austria restringe derechos a los no vacunados
Derechos de autor  Lisa Leutner/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved

Austria estrecha el cerco sobre los ciudadanos reacios a vacunarse contra el coronavirus, A partir de hoy, sólo las personas que hayan recibido las dosis o recuperadas de la covid-19 tendrán acceso a restaurantes, eventos y proveedores de servicios personales. Los tests han dejado de facilitar la entrada a estos lugares.

El sábado, la república alpina registró un nuevo récord de casi 10.000 nuevos contagios. Ahora se han eliminado las restricciones a los viajes a las regiones con tasas de vacunación especialmente bajas y alto número de contagios.. Para llevarlas a cabo eran necesarios controles policiales que requerían mucho personal.

Con un 63%, Austria tiene una de las tasas de vacunación más bajas de Europa Occidental. Alexander Schallenberg, canciller de Austria sostiene que "tenemos que aumentar la tasa de vacunación. Por tanto, tendremos que apretar a los no vacunados".

Las medidas más estrictas no sólo se aplican a los ciudadanos austriacos, sino también a los turistas, que no pueden acceder a los hoteles si no están vacunados. . Austria quiere que el turismo de invierno, que es económicamente muy importante para el país, siga adelante a pesar de que el número de contagios está aumentando en toda Europa.

No obstante, Niki Popper, del Consorcio de Previsión Covid, alberga esperanzas: "Partimos de la base de que, por el momento, las cifras seguirán aumentando, tanto en las pruebas positivas como en las cifras de hospitalización. No tenemos suficientes personas vacunadas, pero vemos, como en otros países, que no estamos demasiado lejos del punto en el que podemos darle la vuelta al sistema con la inmunización y otras medidas"

En los últimos días, en Austria se ha producido un importante aumento de las vacunaciones. En parte, presumiblemente, debido a las nuevas restricciones. Según el gobierno austriaco, el llamado bloqueo para los no vacunados durará al menos hasta Navidad y Año Nuevo.