This content is not available in your region

Rusia culpa a la UE de la crisis de los migrantes en la frontera de Bielorrusia y Polonia

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Rusia niega su papel en la crisis fronteriza de la UE y tacha de "locura" sancionar a Aeroflot
Rusia niega su papel en la crisis fronteriza de la UE y tacha de "locura" sancionar a Aeroflot   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021

MOSCÚ, 10 nov -El Kremlin culpó el miércoles a la Unión Europea de la crisis de inmigrantes en la frontera entre Bielorrusia y Polonia, afirmando que no respeta sus propios valores humanitarios y que intenta “estrangular” a Bielorrusia con sus planes de cerrar parte de la frontera.

Mientras migrantes de Oriente Medio, Afganistán y África protagonizaban nuevos intentos de entrar en Polonia durante la noche, Moscú envió una nueva señal de apoyo a su aliado Bielorrusia con el envío de dos aviones bombarderos estratégicos para patrullar el espacio aéreo bielorruso.

Los bombarderos Tu-22M3 ayudaron a probar el sistema conjunto de defensa aérea de Bielorrusia, según citó la agencia de noticias RIA, en un comunicado que no hacía referencia a la crisis de los migrantes, pero que sirvió para subrayar el aumento de las tensiones en la frontera oriental de la OTAN.

El ministro de Asuntos Exteriores ruso, Sergei Lavrov, dijo en una conferencia de prensa conjunta con su homólogo bielorruso, Vladimir Makei, que esperaba que los europeos responsables “no se dejen arrastrar a una espiral que es bastante peligrosa”.

Makei afirmó que Rusia y Bielorrusia se apoyan mutuamente “incluso en lo que respecta a una respuesta conjunta a las actividades poco amistosas contra nuestros países”.

El presidente Vladimir Putin dijo a la canciller alemana Angela Merkel en una llamada telefónica que la UE debería debatir la crisis directamente con Minsk, según el Kremlin.

“Es evidente que se avecina una catástrofe humanitaria con el telón de fondo de la reticencia de los europeos a demostrar su compromiso con sus valores europeos”, dijo el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, en una sesión informativa.

Peskov calificó de “absolutamente irresponsable e inaceptable” el comentario realizado el martes por el primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, de que la crisis “tiene su cerebro en Moscú”.

El apoyo financiero y de otro tipo de Rusia ayudó al presidente bielorruso, Alexander Lukashenko, a sobrevivir a las protestas masivas contra su Gobierno el año pasado tras unas disputadas elecciones.

Moscú ha redoblado su apoyo a Bielorrusia y ha criticado a la UE por la crisis de los inmigrantes, que según Bruselas ha sido fabricada por Bielorrusia en represalia por las sanciones de la UE por las elecciones y otras cuestiones de derechos humanos.

Peskov dijo que la UE había dejado entrar en el pasado a grupos similares de migrantes y que sus movimientos para cerrar la frontera ahora estaban dirigidos contra Minsk.

“Esto no es más que un nuevo intento de estrangular a Bielorrusia”, dijo.