This content is not available in your region

Austria ordena quedarse en casa a las personas no vacunadas contra el COVID-19

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Austria ordena quedarse en casa a las personas no vacunadas contra el COVID-19
Austria ordena quedarse en casa a las personas no vacunadas contra el COVID-19   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021

VIENA, 14 nov – Austria va a poner en cuarentena a millones de personas que no están totalmente vacunadas contra el coronavirus a partir del lunes para hacer frente a un aumento de las infecciones, que han llegado a niveles récord, dijo el domingo el canciller Alexander Schallenberg.

“Debemos aumentar la tasa de vacunación. Es vergonzosamente baja”, dijo Schallenberg en una conferencia de prensa en la que anunció la nueva medida tras una videollamada con los gobernadores de las nueve provincias de Austria.

Aproximadamente el 65% de la población está totalmente vacunada contra el COVID-19, una de las tasas más bajas de Europa occidental.

Europa vuelve a ser el epicentro de la pandemia de COVID-19, lo que ha llevado a algunos gobiernos a considerar la posibilidad de volver a imponer los impopulares confinamientos. Austria tiene una de las tasas de infección más altas del continente, con una incidencia de siete días de 815 por cada 100.000 habitantes.

“No tomamos esta medida a la ligera, pero es necesaria”, dijo el canciller en la conferencia de prensa en la que anunció la nueva medida, según la cual los no vacunados sólo pueden salir de sus casas por un número limitado de razones, como ir al trabajo o a comprar productos básicos.

Muchos austriacos son escépticos con respecto a las vacunas, una opinión fomentada por el Partido de la Libertad de extrema derecha, el tercero más grande del parlamento.

Las medidas del lunes ampliarán las introducidas hace una semana, que prohíben el acceso de los no vacunados a lugares como restaurantes, hoteles y teatros.

Mientras que los Países Bajos afrontan su aumento de casos imponiendo un cierre parcial que se aplica a todos, el gobierno austriaco, dirigido por los conservadores, quiere evitar imponer más restricciones a los que están totalmente vacunados.

“En realidad, hemos dicho a un tercio de la población: no saldrás más de tu apartamento salvo por determinadas razones. Se trata de una reducción masiva de los contactos entre los vacunados y los no vacunados”, dijo Schallenberg.

En Alemania, el gobierno federal y los líderes de los 16 estados federados se reunirán la semana que viene para debatir el endurecimiento de las medidas. Alemania ya ha clasificado a Austria como zona de alto riesgo, lo que significa que las personas que lleguen desde allí tienen que entrar en cuarentena.