This content is not available in your region

Polonia informa de nuevos intentos de cruzar su frontera tras el desalojo de campamentos

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Polonia informa de nuevos intentos de cruzar su frontera tras el desalojo de campamentos
Polonia informa de nuevos intentos de cruzar su frontera tras el desalojo de campamentos   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021

Por Yara Abi Nader y Kacper Pempel

BIELSKPODLASKI, Polonia/BRUZHI, Bielorrusia, 19 nov -Polonia acusó el viernes a Bielorrusia de devolver a cientos de inmigrantes a la frontera y empujarlos a intentar cruzar ilegalmente, sólo unas horas después de desalojar los campamentos en la zona que se ha convertido en el centro de una crisis creciente entre Oriente y Occidente.

La acusación de Polonia sugiere que la crisis no se ha resuelto por un aparente cambio de rumbo de Minsk, que el jueves había despejado los principales campamentos de la frontera y permitido el primer vuelo de repatriación a Irak en meses.

Los gobiernos europeos acusan a Bielorrusia de traer en avión a miles de personas de Oriente Medio y empujarlas a intentar cruzar ilegalmente la frontera de la UE, donde varias han muerto en los bosques helados. Bielorrusia niega haber fomentado la crisis.

La portavoz de la Guardia de Fronteras polaca, Anna Michalska, dijo el jueves por la noche, apenas unas horas después de que se desalojaron los campamentos, que las autoridades bielorrusas ya estaban devolviendo a cientos de personas en camiones y obligándolas a intentar cruzar en la oscuridad.

“(Los bielorrusos) estaban trayendo más migrantes al lugar donde se intentaba cruzar a la fuerza”, dijo Michalska. “Al principio había 100 personas, pero luego la parte bielorrusa trajo más gente en camiones. Entonces hubo 500 personas”.

Cuando los migrantes intentaron cruzar la frontera, las tropas bielorrusas cegaron a los guardias polacos con rayos láser, dijo en una conferencia de prensa. Algunos migrantes lanzaron troncos y cuatro guardias sufrieron heridas leves.

El acceso al lado polaco de la frontera está restringido por el estado de emergencia, lo que dificulta la verificación de su relato.

UNAPESADILLA

En una entrevista con la BBC, el presidente bielorruso, Alexander Lukashenko, negó nuevamente que haya orquestado la crisis, pero, a la pregunta de si Bielorrusia estaba ayudando a los inmigrantes a cruzar a Polonia, dijo: “Creo que es absolutamente posible. Somos eslavos. Tenemos corazón. Nuestras tropas saben que los migrantes van a Alemania. Quizá alguien les ayudó. Ni siquiera voy a investigarlo”.

Los migrantes del campamento del lado bielorruso habían sido llevados el jueves a un enorme y abarrotado almacén y se permitió a los periodistas filmarlos. Los niños correteaban el viernes por la mañana y hombres jugaban a las cartas.

“Esto no es una vida, pero no es permanente, esto debería ser sólo temporal hasta que decidan nuestro destino: llevarnos a Europa o devolvernos a nuestros países”, dijo el electricista Mohammed Noor, de 23 años.

“Lo que deseo para mí, lo deseo también para los demás: ir a Europa y vivir una vida estable”.

Mientras tanto, en un hospital de Bielsk Podlaski, en el lado polaco, dos migrantes que fueron capturados después de cruzar recibieron tratamiento antes de ser aprehendidos por los guardias fronterizos polacos.

Antes de que se lo llevaran, Mansour Nassar, de 42 años, padre de seis hijos de Alepo, en Siria, que había viajado a Bielorrusia desde Líbano, describió su calvario durante cinco días en el bosque.

“El Ejército bielorruso nos dijo: ‘Si vuelven, los mataremos’”, contó entre lágrimas en su cama de hospital. “Nuestro pueblo está siempre oprimido”.

Kassam Shahadah, un médico refugiado sirio que vive en Polonia y ayuda en otro hospital, dijo que los pacientes estaban aterrorizados de ser devueltos a la fuerza a Bielorrusia.

“Lo que han visto, lo que han vivido en ese lado es una pesadilla”, dijo.

Grupos de derechos humanos afirman que Polonia ha agravado el sufrimiento al devolver a los que intentan cruzar. Varsovia dice que esto es necesario para evitar que vengan más personas.