This content is not available in your region

Italia y Francia profundizan lazos estratégicos mientras adiós de Merkel pone a prueba a Europa

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Italia y Francia profundizan lazos estratégicos mientras adiós de Merkel pone a prueba a Europa
Italia y Francia profundizan lazos estratégicos mientras adiós de Merkel pone a prueba a Europa   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021

Por Crispian Balmer

ROMA, 26 nov – Italia y Francia firmaron el viernes un tratado para fortalecer sus relaciones bilaterales y reforzar su coordinación dentro de Europa, en un momento en que la diplomacia de la Unión Europea está siendo puesta a prueba por la salida de la canciller alemana Angela Merkel.

El primer ministro italiano, Mario Draghi, y el presidente francés, Emmanuel Macron, pusieron sus nombres en el nuevo pacto en el Palacio del Quirinal de Roma. Después, una formación de aviones atravesó un cielo tormentoso y dejó un rastro de humo con los colores de las dos naciones.

“El tratado (…) marca un momento histórico en las relaciones entre nuestros dos países. Francia e Italia están consolidando aún más sus lazos diplomáticos, comerciales, políticos y culturales”, dijo Draghi a los periodistas.

La ceremonia de firma se produce poco después de que se acordara un nuevo pacto de coalición en Alemania, que puso fin a 16 años de gobierno de Merkel, que era la líder indiscutible de Europa y forjó vínculos especialmente estrechos con los sucesivos líderes franceses.

Se espera que la nueva administración de Berlín mire más hacia adentro, especialmente al comienzo de su mandato, y tanto París como Roma están ansiosos por profundizar las relaciones en un período empañado por la incertidumbre económica, la pandemia, una Rusia más asertiva, una China en ascenso y un Estados Unidos más desconectado.

Macron dijo que el Tratado del Quirinal, llamado así por la residencia romana del presidente italiano, no desafía las relaciones de Francia con Alemania, pero es complementario y apunta a impulsar a toda Europa.

“El objetivo que estamos siguiendo (…) es tener una Europa más fuerte y soberana (…) Una Europa que sepa proteger sus fronteras y defenderse”, dijo Macron.

El tratado se concibió originalmente en 2017, pero las negociaciones se detuvieron en 2018 cuando un gobierno populista asumió el cargo en Roma y se enfrentó repetidamente con Macron por la inmigración.