This content is not available in your region

Japón sigue a Israel en la restricción de extranjeros ante el creciente temor a ómicron

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Las autoridades holandesas dicen que 18 pasajeros procedentes de Sudáfrica tenían ómicron
Las autoridades holandesas dicen que 18 pasajeros procedentes de Sudáfrica tenían ómicron   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021

TOKIO / SÍDNEY, 29 nov – Japón anunció el lunes que cerrará sus fronteras a los extranjeros, después de que la tercera mayor economía del mundo decidiera seguir a Israel en la adopción de medidas más duras frente a la nueva variante del coronavirus, conocida como ómicron, que también ensombreció los planes de reapertura de Australia.

Así y con todo, los mercados de renta variable de todo el mundo recuperaban cierta compostura mientras los inversores esperan a conocer más detalles de la variante. Las bolsas mundiales se hundieron la semana pasada después de que la noticia de la variante encendiera los temores a nuevos restricciones, que podrían amenazar una recuperación económica todavía por consolidar tras dos años de pandemia. [MKTS/GLOB]

Potencialmente más contagiosa que las variantes anteriores, ómicron, identificada por primera vez en Sudáfrica, se ha encontrado en nuevos casos en Australia, Bélgica, Botsuana, Reino Unido, Canadá, Dinamarca, Francia, Alemania, Hong Kong, Israel, Italia y Países Bajos.

Podría llevar de “días a varias semanas” comprender el nivel de gravedad de la nueva variante, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), que señaló a ómicron como una “variante preocupante”.

Como precaución para evitar el peor de los escenarios, Japón cerrará sus fronteras a todos los extranjeros a partir del martes, según anunció el primer ministro Fumio Kishida.

“Japón prohibirá en primer lugar la entrada de extranjeros (…) a partir de la medianoche del 30 de noviembre”, dijo a los periodistas, agregando que los japoneses que regresen de una serie de países deberán ponerse en cuarentena en las instalaciones designadas por las autoridades.

Si bien Japón aún no ha encontrado ninguna infección por ómicron en su territorio, el ministro de Sanidad, Shigeyuki Goto, dijo que se están realizando pruebas para determinar la posible presencia de la nueva variante en un viajero procedente de Namibia que dio positivo por el virus.

Una prohibición similar en Israel entró en vigor a partir de la medianoche del domingo. El país utilizará tecnología de seguimiento telefónico antiterrorista para combatir la nueva variante.

Australia dijo que revisará sus planes de reabrir sus fronteras a migrantes y estudiantes cualificados a partir del 1 de diciembre, tras informar de sus primeros casos de ómicron.

Un panel de seguridad nacional se reunirá a lo largo del lunes para evaluar la flexibilización de los controles fronterizos prevista para el miércoles, según dijo el primer ministro australiano, Scott Morrison, quien no obstante agregó que es “un poco demasiado pronto” para restablecer la cuarentena en hoteles de dos semanas para los viajeros extranjeros.

“Así que iremos paso a paso: obtenemos la mejor información, tomamos decisiones tranquilas y sensatas”, dijo Morrison a la emisora local Nine News.

Los síntomas de ómicron son hasta ahora leves y podrían tratarse en casa, dijo un médico sudafricano, uno de los primeros en sospechar de la existencia de una variante diferente.

RESTRICCIONES AL VIAJE

Marruecos prohibirá todos los vuelos de pasajeros internacionales hacia su territorio durante dos semanas a partir del 29 de noviembre, anunciaron desde Rabat el domingo.

Singapur ha aplazado el inicio de rutas de viaje para pasajeros vacunados con países de Oriente Próximo, como Qatar, Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos, en vista de su papel como “nodos de transporte” para los países afectados por ómicron, dijo su Ministerio de Sanidad.

La rica ciudad-Estado del sudeste asiático y la vecina Malasia reabrieron sus fronteras terrestres, una de las más transitadas del mundo, lo que permitió a los viajeros vacunados cruzar después de un cierre que duró casi dos años.

Reino Unido dijo que convocará una reunión urgente de ministros de Sanidad de las siete principales economías mundiales (G7) el lunes.

El presidente de Estados Unidos dará una actualización sobre la variante y la respuesta del país el lunes, según informó su oficina en un comunicado.

Sudáfrica ha denunciado las medidas adoptadas por varios países en respuesta a la situación de ómicron en su territorio como injustas y potencialmente dañinas para su economía, afirmando que está siendo castigada por su capacidad científica para identificar variantes en fase temprana.

“La prohibición de viajar no está basada en un consejo científico, ni será eficaz para prevenir la propagación de esta variante”, dijo el domingo el presidente sudafricano, Cyril Ramaphosa.

“Lo único que (…) hará es dañar aún más las economías de los países afectados”.