This content is not available in your region

Se confirma el segundo caso de ómicron en España y se sospecha de otros dos

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Se confirma el segundo caso de ómicron en España y se sospecha de otros dos
Se confirma el segundo caso de ómicron en España y se sospecha de otros dos   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021

MADRID, 30 nov – España detectó el martes un segundo caso de la variante del coronavirus ómicron y espera confirmar otros dos para el final de la semana, mientras que las autoridades vascas dijeron que planeaban declarar una emergencia sanitaria ante el rápido aumento de casos.

En Madrid, una mujer de 61 años que regresó a España desde Sudáfrica a través de Ámsterdam dio positivo en la variante aislada por primera vez en Sudáfrica y que los científicos temen que pueda evadir las vacunas.

Un portavoz del departamento de salud regional dijo que la paciente había recibido dos inyecciones de la vacuna AstraZeneca y que no tenía síntomas.

España detectó su primer caso de la variante el lunes en un hombre de 51 años que también voló desde Sudáfrica a través de Países Bajos, pero en un vuelo diferente.

Las autoridades sanitarias de Cataluña dijeron que estaban analizando dos casos sospechosos y que los resultados preliminares sugerían que también se confirmarían como ómicron, pero la confirmación definitiva no se esperaba hasta el viernes.

Con una tasa de vacunación en todo el país de casi el 80%, España parecía haber escapado hasta hace poco a la ola de contagios que recorre Europa y que ha empujado a los Gobiernos a volver a aplicar medidas muy restrictivas, como el confinamiento en Austria.

No obstante, los contagios se aceleraron a lo largo de noviembre, y la incidencia en dos semanas alcanzó el martes los 208,5 casos por cada 100.000 personas, multiplicándose por más de cuatro en un mes.

Con una tasa de infección de más de 480 casos por cada 100.000 habitantes, la región vasca es una de las más afectadas.

El Gobierno regional dijo que propondría una emergencia sanitaria, una herramienta legal que permitiría limitar el aforo en espacios cerrados y el cierre del ocio nocturno.

Las autoridades vascas también dijeron que pedirían al Gobierno central que volviera a imponer la obligatoriedad de las mascarillas al aire libre, un requisito que España eliminó en junio.