This content is not available in your region

EEUU e Irán expresan pesimismo sobre la reactivación del acuerdo nuclear

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Iran still denying inspectors 'essential' access to workshop -IAEA report
Iran still denying inspectors 'essential' access to workshop -IAEA report   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021

Por Parisa Hafezi y Humeyra Pamuk

VIENA/ESTOCOLMO, 2 dic – Estados Unidos e Irán se mostraron pesimistas el jueves sobre la posibilidad de retomar el acuerdo nuclear de 2015: Washington dijo que tenía pocos motivos para ser optimista y Teherán cuestionó la determinación de los negociadores estadounidenses y europeos.

“Tengo que decirles que los movimientos recientes, la retórica reciente, no nos dan muchos motivos para (…) el optimismo”, dijo el secretario de Estado estadounidense Antony Blinken a periodistas en Estocolmo, afirmando que podría juzgar en un día más o menos si Irán se comprometería de buena fe.

Blinken hizo estos comentarios después de que Irán proporcionó a las potencias europeas borradores sobre la eliminación de las sanciones y los compromisos nucleares, en un momento en que las potencias mundiales y Teherán tratan de restablecer el pacto.

“Fuimos a Viena con una seria determinación, pero no somos optimistas sobre la voluntad y la intención de Estados Unidos y las tres partes europeas del acuerdo”, dijo el ministro de Asuntos Exteriores iraní, Hossein Amirabdollahian, según medios de comunicación iraníes, en una conversación telefónica con su par japonés.

Aunque Blinken dijo que “no es demasiado tarde para que Irán dé marcha atrás y se comprometa de forma significativa”, parece que ambas partes podrían estar tratando de evitar la culpa si las conversaciones se rompen.

Los comentarios se conocen en el cuarto día de conversaciones indirectas entre Estados Unidos e Irán para que ambos países vuelvan a participar plenamente en el acuerdo, según el cual Irán limitó su programa nuclear a cambio de un alivio de las sanciones económicas de Estados Unidos, la Unión Europea y la ONU.

Las conversaciones se reanudaron el lunes tras un paréntesis de cinco meses provocado por la elección de un presidente de línea dura antioccidental.

El organismo de control nuclear de la ONU dijo el miércoles que Irán ha empezado a producir uranio enriquecido con centrifugadoras avanzadas en su planta de Fordow, excavada en una montaña, lo que erosiona aún más el acuerdo nuclear durante las conversaciones.

“Lo que Irán no puede hacer es mantener el statu quo de avanzar en su programa nuclear mientras arrastra los pies en las conversaciones. Eso no sucederá”, dijo Blinken a periodistas en Estocolmo, en una posible referencia a ese hecho.

No estaba claro si Blinken había sido informado de las últimas propuestas de los iraníes cuando hizo los comentarios.

“Les hemos entregado dos borradores (…) Por supuesto tienen que comprobar los textos que les hemos entregado. Si están dispuestos a continuar las conversaciones, estamos en Viena”, dijo el negociador nuclear jefe de Irán, Ali Bagheri Kani, a periodistas en la capital austriaca.

Un diplomático europeo en Viena confirmó la entrega de los borradores de los documentos.

Según el pacto, Teherán limitó su programa de enriquecimiento de uranio, una posible vía para conseguir armas nucleares, a cambio de un alivio de las sanciones económicas.

En 2018, el entonces presidente de Estados Unidos, Donald Trump, abandonó el acuerdo, calificándolo de demasiado blando con Irán, y volvió a imponer duras sanciones estadounidenses, estimulando a Teherán a incumplir los límites nucleares del pacto.