This content is not available in your region

Un estudio sugiere que la vacuna Pfizer protege solo parcialmente contra ómicron

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Experimental chewing gum may reduce virus spread; Booster shot protection may be longer lasting
Experimental chewing gum may reduce virus spread; Booster shot protection may be longer lasting   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021

7 dic -La variante ómicron del coronavirus puede evadir parcialmente la protección de la vacuna contra el COVID-19 de Pfizer Inc y su socio BioNTech, según informó el martes el jefe de investigación de un laboratorio en Sudáfrica.

Aun así, el estudio demostró que la sangre de las personas que habían recibido dos dosis de la vacuna y tenían una infección previa era capaz de neutralizar la variante en su mayor parte, lo que sugiere que las dosis de refuerzo de la vacuna podrían ayudar a evitar la infección.

La variante ómicron, detectada por primera vez en el sur de África el mes pasado, ha disparado las alarmas en el mundo por el riesgo de otro aumento en las infecciones, con casos en decenas de países, desde Japón hasta Estados Unidos.

La Organización Mundial de la Salud la clasificó el 26 de noviembre a ómicron como una “variante de preocupación”, pero dijo que no había evidencia para respaldar la necesidad de nuevas vacunas diseñadas específicamente para hacer frente a las numerosas mutaciones de ómicron.

Alex Sigal, profesor del Instituto de Investigación Sanitaria de África, dijo en Twitter que había “un descenso muy grande” en la neutralización de la variante ómicron en relación con una cepa anterior de COVID-19.

Un estudio de laboratorio realizado por la viróloga Sandra Ciesek, del Hospital Universitario de Fráncfort, ofreció un panorama algo más sombrío.

Al exponer la sangre de personas vacunadas a diferentes cepas del virus, descubrió que la capacidad de generar una respuesta de anticuerpos contra ómicron en personas que habían recibido tres inyecciones de BioNTech/Pfizer era hasta 37 veces menor que la respuesta a la variante delta.

La respuesta de anticuerpos a la variante ómicron medio año después de seguir el programa de dos inyecciones de Pfizer/BioNTech, Moderna o un curso mixto de AstraZeneca/BioNTech ni siquiera era medible, añadió Ciesek.

La autora solo publicó parte de los resultados en Twitter, sin incluir el número de muestras, y la universidad dijo que el estudio aún no se había publicado.

“El conjunto de datos subraya que tiene sentido desarrollar una vacuna adaptada a ómicron”, tuiteó Chiesek, añadiendo que no se podía sacar ninguna conclusión sobre la protección contra la enfermedad grave.

El jefe científico de la OMS, Soumya Swaminathan, dijo que se esperaba un gran descenso en la respuesta de anticuerpos de las personas vacunadas contra la variante ómicron.

“Esto no significa que la vacuna no funcione: es probable que la inmunidad de las células T persista”, dijo en Twitter, refiriéndose a una respuesta inmunitaria celular que se cree que previene la enfermedad grave como segunda línea de defensa inmunitaria.

Los investigadores, entre los que se encuentran Carsten Watzl, de la Sociedad Alemana de Inmunología, y Penny Ward, profesora visitante del King’s College de Londres, afirmaron que los resultados subrayan la necesidad de recibir vacunas de refuerzo, ya que un ciclo de tres vacunas probablemente seguirá protegiendo contra la enfermedad grave.

El laboratorio de Sigal analizó la sangre de 12 personas que habían sido vacunadas con dos dosis de la vacuna de Pfizer/BioNTech, según un documento publicado en el sitio web de su laboratorio. Los datos preliminares del análisis aún no han sido revisados por expertos.

La sangre de cinco de seis personas que habían sido vacunadas, así como las infectadas previamente con COVID-19, seguían neutralizando la variante ómicron, según el documento.

“Estos resultados son mejores de lo que esperaba. Cuantos más anticuerpos tengas, más posibilidades tendrás de estar protegido de ómicron”, dijo Sigal en Twitter.

Dijo que el laboratorio no había realizado experimentos con la variante en la sangre de personas que habían recibido una dosis de refuerzo, porque todavía no están disponibles en Sudáfrica.

Según el documento, el laboratorio observó un descenso de 41 veces en los niveles de anticuerpos neutralizantes contra la variante ómicron.

Sigal dijo en Twitter que es probable que esa cifra se ajuste después de que su laboratorio haga más pruebas.

Aunque los anticuerpos neutralizantes son un indicador de la respuesta inmunitaria del organismo, los científicos creen que otros tipos de células, como las células B y las células T, también son estimuladas por las vacunas y ayudan a proteger contra los efectos del coronavirus.

Los datos preliminares no indican que la vacuna sea menos capaz de prevenir enfermedades graves o la muerte. Aunque las pruebas de laboratorio están en curso, el director general de BioNTech, Ugur Sahin, dijo la semana pasada que “creemos que es probable que la gente tenga una protección sustancial contra la enfermedad grave causada por ómicron”.

Todavía no hay datos significativos sobre cómo se enfrentan a la nueva variante las vacunas de Moderna, Johnson & Johnson y otros fabricantes de medicamentos. Se espera que todos los fabricantes, incluidos Pfizer y BioNTech, publiquen sus propios datos en las próximas semanas.

Sahin, de BioNTech, dijo el martes a NBC News que la empresa farmacéutica tiene previsto publicar datos sobre la nueva variante el miércoles o el jueves.

El doctor Anthony Fauci, experto en enfermedades infecciosas de EEUU, dijo el martes que las pruebas preliminares indican que la variante ómicron del coronavirus tiene probablemente un mayor grado de transmisibilidad, pero es menos grave.

Dijo que Estados Unidos estaba haciendo sus propias pruebas para determinar la protección de las vacunas actuales contra la variante y espera los resultados en algún momento de la próxima semana.