This content is not available in your region

Países islámicos buscan respuesta a la emergencia de Afganistán

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Países islámicos buscan respuesta a la emergencia de Afganistán
Países islámicos buscan respuesta a la emergencia de Afganistán   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021

ISLAMABAD, 19 dic – Las naciones musulmanas buscaron responder a la creciente crisis económica y humanitaria en Afganistán cuando Pakistán inauguró el domingo una reunión extraordinaria de la Organización de Cooperación Islámica.

La emergencia en Afganistán, con millones de personas que padecen hambre a medida que se acerca el invierno, ha causado una creciente alarma, pero la comunidad internacional no ha encontrado una respuesta coordinada dada la renuencia occidental a ayudar al gobierno talibán, que tomó el poder en agosto.

“A menos que se tomen medidas de inmediato, Afganistán se encamina hacia el caos”, dijo el primer ministro de Pakistán, Imran Khan, en sus comentarios de apertura, y agregó que podría producirse una crisis de refugiados y más violencia. “El caos no le conviene a nadie”.

La reunión de dos días en Islamabad también incluye representantes de Naciones Unidas e instituciones financieras internacionales, así como a potencias mundiales como Estados Unidos, la Unión Europea y Japón.

El ministro de Relaciones Exteriores interino talibán, Amir Khan Muttaqi, dijo que el nuevo gobierno había restaurado la paz y la seguridad y había hecho mucho para abordar las demandas de un gobierno más inclusivo que respeta los derechos humanos, incluidos los de las mujeres.

“Todos deben reconocer que el aislamiento político de Afganistán no es beneficioso para nadie. Por lo tanto, es imperativo que todos apoyen la estabilidad y la respalden tanto política como económicamente”, sostuvo, según un texto de sus declaraciones.

Los funcionarios talibanes han pedido ayuda para reconstruir la economía de Afganistán y alimentar a más de 20 millones de personas amenazadas por el hambre. Algunos países y organismos han comenzado a entregar ayuda, pero las dificultades son continuas debido a que el sistema bancario del país está prácticamente colapsado.