This content is not available in your region

Ejército filipino recibe orden de repartir ayuda por tifón que dejó más de 200 muertos

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Ejército filipino recibe orden de repartir ayuda por tifón que dejó más de 200 muertos
Ejército filipino recibe orden de repartir ayuda por tifón que dejó más de 200 muertos   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021

Por Karen Lema y Enrico Dela Cruz

MANILA, 20 dic – Filipinas ordenó el lunes a su ejército el envío de aviones y buques de guerra para llevar ayuda a las zonas devastadas por un potente tifón que desplazó a cientos de miles de personas y dejó más de 200 muertos.

Muchas regiones del centro y el sur del país están aisladas después de que el tifón Rai, el más fuerte que ha azotado el archipiélago este año, dejara fuera de servicio las conexiones eléctricas y de comunicación, complicando las labores de rescate y ayuda.

“Todavía estamos evaluando los daños, pero son enormes”, dijo a la prensa el secretario de Defensa, Delfín Lorenzana, citando los primeros informes. “Lo primero que estamos haciendo es ocuparnos de los (suministros de) alimentos y agua y de la atención médica de los heridos”.

Lorenzana instruyó a las fuerzas armadas para que repartan bienes de socorro usando todos los activos disponibles y envíen más tropas si es necesario.

La policía dijo que el número de muertos por Rai se eleva a 211, lo que lo convierte en uno de los tifones más mortíferos que han golpeado la nación del sudeste asiático. También hay más de 200 heridos y 52 personas desaparecidas.

La cifra facilitada por la policía supera con creces las 58 muertes registradas por la agencia nacional de catástrofes, que dijo que aún está comprobando los informes de las zonas afectadas.

Más de la mitad de las muertes registradas por la policía se produjeron en la región central de Visayas, donde se encuentran los puntos de buceo de la provincia de Bohol, uno de los destinos turísticos más populares.

El gobernador provincial, Arthur Yap, dijo a la cadena CNN Filipinas que teme que el número de muertos pueda aumentar aún más, ya que la falta de enlaces de telefonía móvil dificultaba la recopilación de información.