El gabinete británico se reunirá ante la creciente presión para aplicar más restricciones

El gabinete británico se reunirá ante la creciente presión para aplicar más restricciones
El gabinete británico se reunirá ante la creciente presión para aplicar más restricciones Derechos de autor Thomson Reuters 2021
Por Reuters
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button

LONDRES, 20 dic - El gabinete británico se reunirá el lunes, en un momento de creciente presión sobre el primer ministro Boris Johnson para que frene la propagación de la variante ómicron del coronavirus con un endurecimiento de las restricciones sociales antes de Navidad.

Reino Unido ha registrado niveles récord de casos de COVID-19, y dirigentes y ministros advierten de que los efectos totales de la última oleada aún están por verse.

El periódico The Sun y la emisora BBC informaron de que el gabinete tiene previsto reunirse a las 14 horas (1400 GMT).

La variante ómicron, detectada por primera vez el mes pasado en el sur de África y Hong Kong, ha llegado a gran parte del mundo y hasta ahora se ha registrado en al menos 89 países. Se sabe que es altamente transmisible, pero la gravedad de la enfermedad que provoca sigue sin estar clara.

En Reino Unido han muerto hasta ahora doce personas con la nueva variante y el viceprimer ministro Dominic Raab dijo que 104 personas estaban actualmente hospitalizadas con ómicron.

Las autoridades advirtieron la semana pasada que las hospitalizaciones podrían alcanzar nuevos máximos a medida que los efectos de la última oleada se abren paso entre la población.

Preguntado por si el Gobierno británico impondrá más restricciones antes de Navidad, Raab dijo a Times Radio: "No puedo dar garantías claras y rápidas".

"A la hora de evaluar la situación, dependemos en gran medida de los datos reales que nos lleguen y hará falta un poco más de tiempo para evaluar esta cuestión crítica de la gravedad de ómicron".

Cualquier decisión de limitar la forma en que la gente puede celebrar la Navidad tendría un alto coste político para Johnson, cuya autoridad se ha visto socavada por las dudas sobre si el mandatario y su personal infringieron las normas sobre las reuniones sociales el año pasado.

Además, la semana pasada Johnson sufrió una gran rebelión en el Parlamento, cuando legisladores de su propio partido conservador se opusieron a un endurecimiento de las restricciones ante el COVID-19.

Para aprobar las nuevas normas, que incluyen la orden de llevar máscaras en lugares públicos, Johnson tuvo que contar con el apoyo del principal partido de la oposición, el Partido Laborista.

El lunes, el líder laborista Keir Starmer pidió a Johnson que deje de lado las luchas internas y presente un plan para hacer frente al aumento de los casos. "Lo que quiero ver es un Gobierno, un primer ministro, que espabile y presente un plan que ojalá podamos apoyar todos", dijo Starmer a los periodistas.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Von der Leyen viaja a Kiev en el segundo aniversario de la guerra

Hungría y Suecia cierran un acuerdo de defensa que allana el camino de Suecia hacia la OTAN

Declaran culpable de hacer declaraciones falsas al excanciller austríaco Sebastian Kurz