This content is not available in your region

Libia no llevará a cabo elecciones, decisión del Parlamento genera caos en proceso de paz

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Libia no llevará a cabo elecciones, decisión del Parlamento genera caos en proceso de paz
Libia no llevará a cabo elecciones, decisión del Parlamento genera caos en proceso de paz   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021

Por Ahmed Elumami y Ayman al-Warfali

TRÍPOLI/BENGASI, Libia, 22 dic – El Parlamento de Libia decidió el miércoles que las elecciones presidenciales que se habían anunciado no se llevarán a cabo, lo que deja en un caos al proceso de paz respaldado por la comunidad internacional y pone en duda la posición del Gobierno interino.

La comisión electoral propuso retrasar en un mes la fecha de la votación, confirmando una demora que se había esperado ampliamente en medio de disputas sobre las reglas, incluida la elegibilidad de varios candidatos divisivos.

Los desacuerdos mostraron las limitaciones de una votación presidencial en la que el ganador se lo lleva todo y donde participan candidatos considerados inaceptables en gran parte del país, incluido el hijo del difunto gobernante Muammar Gaddafi y un líder militar que lideró una ofensiva contra Trípoli.

Está en juego un proceso de paz que se había considerado la mejor esperanza en años de poner fin a la década de caos y violencia que ha sumido a Libia desde que un levantamiento respaldado por la OTAN derrocó a Gaddafi en 2011.

Un gran número de libios ya se había registrado para las elecciones, lo que los políticos de todos los frentes de Libia han dicho que es una señal de un fuerte deseo popular de votar. El embajador de Estados Unidos dijo el miércoles que el trabajo hacia las elecciones debería seguir siendo una prioridad.

Sin embargo, con las movilizaciones en Trípoli y otras áreas occidentales por parte de grupos armados, el colapso del proceso electoral podría agravar las disputas locales y desencadenar una nueva serie de enfrentamientos.

Las disputas sobre el camino a seguir también podrían deshacer el proceso de paz más amplio respaldado por la ONU entre los principales bandos orientales y occidentales de Libia, que han mantenido un alto el fuego desde el año pasado.

La reanudación del conflicto también podría provocar cierres más frecuentes o extensos de la producción de petróleo por parte de grupos armados, lo que afectaría las finanzas estatales. Esta semana, un grupo cerró tres yacimientos importantes.

Algunos líderes en el este han advertido sobre un nuevo gobierno separatista que llevaría a Libia de nuevo a la división entre administraciones en guerra que duró desde las últimas elecciones en 2014 hasta la instalación del actual Gobierno interino.